fbpx

Seleccionar página

¡Sí fue asesinada la bebé hallada dentro de una bolsa de plástico en Aguascalientes!

¡Sí fue asesinada la bebé hallada dentro de una bolsa de plástico en Aguascalientes!

* La Fiscalía General del Estado investiga el caso como homicidio y no como aborto

* Al cuerpo de la niña le faltaban varios órganos

AGUASCALIENTES, AGS.- La bebé que fue encontrada en una bolsa de plástico en las inmediaciones de la comunidad La Guayana, perteneciente al municipio de San Francisco de los Romo el pasado mes de diciembre, sí fue asesinada y la Fiscalía General del Estado investiga el caso como homicidio y no como aborto.

Incluso, al cuerpo de la víctima le faltaban un riñón, el hígado y los pulmones, aunque se desconocía si le fueron extraídos previo a su hallazgo.

El hecho quedó al descubierto el martes 29 de diciembre del 2020, alrededor de las cuatro y media de la tarde, a un costado de la carretera estatal 65, que conduce a la comunidad La Guayana, en “San Pancho”, a la altura del kilómetro 1+300.

Una mujer descubrió a un lado de la cinta asfáltica una bolsa de plástico y al revisarla se dio cuenta que contenía el cuerpo de una bebé, por lo que dio aviso a las autoridades.

El cadáver de la víctima fue trasladado al Servicio Médico Forense y en primera instancia se le practicaron estudios de sexo genético, que confirmaron que se trataba de una niña.

Enseguida, se realizaron estudios de histopatología para determinar si respiró fuera del seno materno.

El martes 12 de enero, el fiscal general del Estado, Jesús Figueroa Ortega, dio a conocer que la bebé nació con vida, por lo que el caso es investigado como homicidio y no como aborto, es decir, que fue asesinada.

La niña, como máximo, tenía dos semanas de nacida.

El funcionario precisó que el personal de la Dirección General de Investigación Pericial tendrá que cruzar con pruebas de ADN para identificar el origen y el parentesco de la bebé.

El fiscal informó que se siguen varias líneas de investigación, una de ellas que la bebé fue abandonada y el conductor de algún vehículo la pudo haber atropellado al no verla debido a sus dimensiones, aunque tampoco se descartaba que, con alevosía y premeditación, la persona que quería deshacerse de ella la dejó ahí con el propósito de que fuera arrollada.

La autoridad investigadora presumía que un vehículo le pudo pasar por encima a la niña y por ello destrozó su cuerpecito.

Además, reconoció que le faltaban algunos órganos, como el riñón, el hígado y los pulmones, presumiendo que al ser arrollada se pudieron ir en las llantas del vehículo, aunque cuando realizaron alguna búsqueda en el lugar donde fue encontrada, no los hallaron.

Sobre el Autor