Seleccionar página

¡Sicarios intentaron ejecutar a “El Vampi” y pese a estar herido desapareció en Aguascalientes!

¡Sicarios intentaron ejecutar a “El Vampi” y pese a estar herido desapareció en Aguascalientes!

AGUASCALIENTES, AGS.- Sicarios armados estuvieron a punto de ejecutar a balazos a un sujeto conocido como “El Vampi” y/o “El Vampiro” y lo dejaron lesionado para luego escapar.

El herido, reincidente delincuente y que acababa de salir del CERESO, fue auxiliado por un familiar y llevado a recibir atención en un auto particular, pero no llegó a ningún hospital y no fue localizado por las autoridades que se movilizaron al ser enteradas de la agresión.

Los hechos ocurrieron el lunes 25 de noviembre, alrededor de las ocho de la noche, en las calles Gertrudis Bocanegra y Mariano Abad Miramontes, en la colonia Martínez Domínguez.

“El Vampi” fue identificado como Rogelio González Martínez, de 40 años de edad, que resultó con siete encarcelamientos y hacía dos meses salió del CERESO Aguascalientes, donde estuvo preso por delitos contra la salud.

De acuerdo a las primeras investigaciones realizadas por las autoridades, “El Vampi” dormía en un auto Volkswagen en desuso que se hallaba en las calles mencionadas, hasta donde llegaron varios sujetos en otro vehículo y le dispararon hasta en seis ocasiones para tratar de privarlo de la vida.

Tras la agresión, los responsables se dieron a la fuga a toda velocidad, mientras que vecinos del lugar reportaban lo sucedido a los servicios de emergencia.

Instantes después, al sitio llegó un familiar de Rogelio, al parecer su cuñado, de nombre Sergio González Valadez, vecino de la calle Galicia en la colonia España, quien lo subió a un automóvil Volkswagen Jetta para llevarlo a recibir atención médica ya que, aparentemente, presentaba tres heridas de bala.

Posteriormente, al lugar arribaron oficiales de la Policía Municipal y agentes de la Policía Ministerial, pero ya no encontraron al agredido.

Trascendió que Sergio llevó a su familiar hacia la Cruz Roja, pero que finalmente no llegó a las instalaciones debido a que observó unas patrullas.

Entonces, se presumió que lo trasladó a su casa en la calle Galicia, donde “El Vampi” se habría cambiado de ropa y luego fue llevado a un domicilio en la calle Madrid, en la colonia España.

Los policías se trasladaron a las dos casas, pero en ninguna encontraron ni a Rogelio ni a Sergio.

En el lugar del atentado se localizaron dos casquillos percutidos, al parecer calibre 9 milímetros, por lo que fue necesaria la presencia de elementos de la Dirección General de Investigación Pericial para su levantamiento.

Enseguida, los policías recorrieron los hospitales en busca del baleado, pero no lo encontraron en ninguno.

Sobre el Autor