Seleccionar página

¡Sicario ejecutó a estudiante en Aguascalientes afuera de un colegio!

¡Sicario ejecutó a estudiante en Aguascalientes afuera de un colegio!
  • El blanco del atentado era el papá del joven

AGUASCALIENTES, AGS.- Un estudiante de 18 años de edad fue ejecutado a balazos a las puertas del Colegio Valladolid, en el fraccionamiento Pintores Mexicanos, al oriente de la capital, por parte de un sicario que le disparó a su padre cuando ambos se encontraban a bordo de una camioneta.

Los proyectiles iban dirigidos al progenitor, pero éste se agachó y uno de ellos hizo blanco en su hijo, que posteriormente dejó de existir cuando era atendido en el Hospital 2 del Seguro Social.

El pistolero se dio a la fuga y no fue detenido pese a que elementos de las corporaciones policiacas desplegaron un intenso operativo por tierra y aire a través del helicóptero “Águila 1” de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado.

El estudiante fallecido fue identificado como Alfredo Mariscal Ortega.

Su padre dijo ser Alfredo Mariscal, de 45 años de edad.

Las primeras investigaciones de las autoridades revelaron que el ataque iba dirigido a él, aunque no trascendieron los móviles por los que quisieron asesinarlo y terminaron por matar a su hijo.

A temprana hora del miércoles 22 de noviembre, padre e hijo salieron de su casa a bordo de una camioneta Chevrolet S-10, tipo Pick-Up, modelo 2017, en color tinto y con placas de circulación de esta ciudad, para trasladarse al citado Colegio Valladolid, ubicado en la avenida Siglo XXI y la calle Frida Kahlo del mencionado fraccionamiento Pintores Mexicanos.

El muchacho estudiaba la preparatoria en dicho plantel.

Sin embargo, ninguno de los dos sospechaba que un sicario ya estaba esperando su llegada debido a que tenía la encomienda de acabar con la vida de Alfredo, padre.

El sujeto se hallaba en la banqueta, justo afuera del colegio.

Minutos antes de las siete de la mañana, progenitor y vástago arribaron a dicho lugar y el primero se detuvo a unos metros de la puerta de acceso al plantel, justo detrás de otras unidades, para esperar poder avanzar y dejar a su hijo.

Sin embargo, en esos precisos instantes a la camioneta se acercó un sujeto que vestía sudadera azul claro y pantalón de mezclilla, que se paró junto a la puerta del conductor.

El tipo sacó un arma de fuego, al parecer un revólver, y disparó entre cinco y seis ocasiones hacia el conductor para privarlo de la vida.

No obstante, al escuchar las detonaciones, Alfredo se agachó para cubrirse, aunque su primogénito no tuvo oportunidad de protegerse y uno de los proyectiles lo impactó en el costado izquierdo, a la altura del corazón.

Luego de la agresión, el pistolero se retiró hacia la calle Renato Leduc, donde aparentemente abordó un automóvil en color negro, al parecer un Volkswagen Jetta, para darse a la fuga.

Alfredo constató que su hijo estaba herido y que los proyectiles quebraron el vidrio izquierdo de su camioneta.

Además, varios padres de familia que estaban dejando a sus hijos en el colegio fueron testigos de los hechos, por lo que tras la huida del pistolero se acercaron a tratar de auxiliar a las víctimas.

Los ahí presentes estuvieron llamando a los servicios de emergencia pero tardaron varios minutos en tener respuesta, constatando que Alfredo, hijo, pese al balazo recibido, estaba consciente e incluso platicaba con su padre.

Al cabo de varios minutos al sitio llegaron policías municipales y estatales, que acordonaron la zona, así como paramédicos de la Coordinación Municipal de Emergencias a bordo de la ambulancia UE-09, que se encargaron de auxiliar al joven agredido.

Enseguida, procedieron a trasladarlo al Hospital 2 del Seguro Social, aunque en el trayecto sufrió un paro cardiorespiratorio y lograron hacerlo reaccionar.

El estudiante ingresó al centro médico para ser atendido, pero minutos después de las ocho de la mañana finalmente dejó de existir.

En el lugar de los hechos, los policías recabaron información sobre lo sucedido y organizaron un operativo para tratar de localizar a los responsables del atentado, pero no lo consiguieron pese a que a la búsqueda se sumó el helicóptero “Águila 1”.

En el exterior del colegio quedó la camioneta del padre de la víctima, que fue asegurada por las autoridades.

La Fiscalía General del Estado inició una carpeta de investigación por el delito de homicidio y tras las primeras investigaciones se determinó que el objetivo de la agresión armada era el padre del estudiante que finalmente falleció.

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Noticiero El Circo