fbpx

Seleccionar página

¡Murió en el hospital el frutero baleado afuera de las oficinas de la FGR en Lagos de Moreno!

¡Murió en el hospital el frutero baleado afuera de las oficinas de la FGR en Lagos de Moreno!

LAGOS DE MORENO, JAL.- El joven frutero que fue baleado afuera de las oficinas de la Fiscalía General de la República (FGR) en este municipio, finalmente falleció cuando recibía atención médica en un hospital.

El occiso fue identificado como Raymundo “N” alias “El Ray”, que contaba con 26 años de edad.

La agresión en su contra ocurrió el miércoles 7 de octubre, alrededor de las diez de la noche.

Las primeras investigaciones realizadas por las autoridades revelaron que dos sujetos a bordo de una motocicleta estuvieron siguiendo al frutero desde la colonia Lomas del Valle hasta Colinas de San Javier.

Lo persiguieron por la calle Hermenegildo Galeana, que une las dos colonias, y luego por la calle Granate.

En el cruce con la calle Topacio, de acuerdo a algunos testigos de los hechos, los motociclistas le dispararon al joven, pero no lograron impactarlo.

Ante tal agresión, “El Ray” corrió por la calle Topacio, en dirección hacia el boulevard Orozco y Jiménez, y decidió llegar a las oficinas de la FGR para tratar de resguardarse y pedir ayuda.

Sin embargo, los sicarios finalmente le dieron alcance y le dispararon en varias ocasiones justo afuera de dicha dependencia federal para luego darse a la fuga.

Los agentes que se encontraban en el sitio escucharon los disparos y al salir vieron a un hombre tirado en el piso, por lo que pidieron la intervención de los servicios de emergencia.

En esos momentos se pensó que se había perpetrado una agresión directa contra las instalaciones de la Fiscalía General de la República  en represalia por el cateo realizado en la comunidad Comanja de Corona, donde se le aseguró un fuerte arsenal al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), aunque luego se aclaró que no era así y que el ataque fue directo a un transeúnte.

Paramédicos de SAMU acudieron al lugar para auxiliar al agredido, apreciándole heridas producidas por proyectiles disparados por arma de fuego en la cabeza, por lo que lo trasladaron a recibir atención a un hospital.

Sin embargo, no logró sobrevivir a los balazos recibidos y murió posteriormente en el nosocomio, consumándose así la ejecución.

Personal del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses se encargó del levantamiento del cadáver para su traslado al SEMEFO, mientras que agentes de la Policía Investigadora iniciaban las pesquisas correspondientes.

Sobre el Autor