fbpx

Seleccionar página

¡“Levantaron”, ejecutaron y decapitaron a conocido empresario en Lagos de Moreno!

¡“Levantaron”, ejecutaron y decapitaron a conocido empresario en Lagos de Moreno!
  • Lo privaron de su libertad cuando conducía una grúa y remolcaba un auto
  • Junto a su cuerpo le dejaron un narco-mensaje
  • La víctima fue asesinada tras la visita del gobernador a Lagos

LAGOS DE MORENO, JAL.- Pese a las promesas (incumplidas) del presidente municipal de Lagos de Moreno, Tecutli Gómez, que se comprometió a reducir los índices de violencia en el Ayuntamiento, la delincuencia organizada sigue adueñada de la ciudad y para muestra, privó de su libertad, ejecutó y decapitó a un empresario, dueño de Grúas Hernández.

El homicidio del conocido empresario se registró tras la visita a Lagos de Moreno por parte del gobernador Enrique Alfaro Ramírez.

Arnulfo Hernández Aguiñaga es el empresario que fue “levantado”, ejecutado y decapitado, además de que sus victimarios le dejaron un narco-mensaje.

El alcalde Tecutli Gómez aseguró a los laguenses que a partir del 1 de octubre su prioridad sería la agenda de seguridad pública para reducir los índices de violencia en Lagos de Moreno, pero evidentemente no lo ha cumplido.

La inseguridad, a todas luces, está a la orden del día.

En una entrevista, el presidente municipal dijo “vamos a entrarle en el tema de tratar de pacificar a nuestro municipio, de que la ciudad esté tranquila, es una de las ciudades también hoy con los índices de violencia más altos que hay en Jalisco y lo vamos a hacer atendiendo las causas que originan la violencia”, pero es un hecho que no ha conseguido controlar ni combatir al crimen organizado.

Y la ejecución del empresario Arnulfo Hernández Aguiñaga viene a reafirmar que la delincuencia organizada sigue mandando en Lagos de Moreno.

Sobre estos hechos, trascendió que el empresario fue privado de su libertad alrededor de la una y media de la tarde, en el camino que conduce al Puesto, a la altura de la calle donde se ubica el casino del Sindicato del Ayuntamiento.

Arnulfo conducía una grúa de su negocio, una Ford, en color blanco, en la que remolcaba un carro Nissan Sentra gris, cuando de pronto fue interceptado por cuatro sujetos que iban en otro auto gris.

Los individuos lo amenazaron con armas de fuego para obligarlo a descender de la grúa y enseguida subirlo al coche y llevárselo privado de su libertad.

Un oficial de la Policía Municipal fue testigo del “levantón” del empresario pero no pudo hacer nada por evitarlo, por lo que pidió ayuda.

Al lugar se trasladaron otros elementos de la corporación para iniciar la búsqueda de los delincuentes y la víctima, pero no tuvieron éxito.

En el sitio señalado quedó tanto la grúa de la víctima como el auto que remolcaba, por lo que el lugar fue acordonado.

Posteriormente llegaron agentes de la Policía Investigadora y elementos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses para iniciar las pesquisas y asegurar ambas unidades de motor.

Por la noche, en la Central de Emergencias 911 se reportó que cerca de Rancho Verde, por el camino viejo a León, había sido encontrado el cuerpo sin vida de un hombre semi desnudo.

Oficiales de la Policía Municipal acudieron al lugar y al llegar confirmaron que el individuo estaba maniatado y decapitado, observando también una cartulina con un narco-mensaje.

Los policías investigadores y los peritos del IJCF arribaron al lugar para levantar las evidencias, arribando también un hermano del empresario “levantado”, que lo identificó plenamente.

Además, reveló que Arnulfo, al parecer, ya había recibido amenazas por parte de delincuentes debido a que en su negocio se detuvieron a cinco sujetos con armas de fuego.

Terminadas las diligencias correspondientes, el cuerpo fue trasladado al Servicio Médico Forense para la práctica de la necropsia de ley.

Sobre el Autor