Seleccionar página

¡Hombre fue ejecutado asfixiado y de un balazo en Aguascalientes!

¡Hombre fue ejecutado asfixiado y de un balazo en Aguascalientes!
  • Tiraron su cuerpo en un predio rústico con la cabeza cubierta con una bolsa de plástico, amarrado de pies y manos y con un narco-mensaje

JESÚS MARÍA, AGS.- Un hombre fue ejecutado asfixiado y baleado y su cadáver tirado en un predio al poniente de la capital, en territorio del municipio de Jesús María, junto con un narco-mensaje.

Unos sujetos a bordo de un automóvil fueron a dejar el cuerpo del asesinado junto a unas nopaleras y luego se dieron a la fuga, siendo detectados por una mujer, que alertó a las autoridades.

El ejecutado, no identificado hasta el momento, aparentaba una edad de entre 35 a 40 años y vestía camisa azul de manga larga, pantalón negro y botas tipo industrial en color negro.

Estaba atado de pies y manos con cinta canela y la cabeza la tenía cubierta con una bolsa de plástico transparente, que también le amarraron con cinta canela.

El hallazgo fue hecho el miércoles 3 de julio, alrededor de las cuatro de la tarde, en la calle Norte del fraccionamiento Lomas de San Isidro, perteneciente a la comunidad Venadero, Jesús María, a aproximadamente un kilómetro de la carretera federal 70 Poniente.

A dicha hora, una mujer caminaba por una terracería cuando de pronto observó que pasaba un auto Nissan Tsuru, en color tinto, tripulado por cinco sujetos, aunque no le dio importancia.

Instantes después, detectó que el coche iba de regreso pero ya a exceso de velocidad y que al llegar a la carretera enfiló hacia Aguascalientes.

Al continuar caminando, de pronto detectó a un hombre en el suelo y sin moverse, por lo que sospechó que los ocupantes del carro lo fueron a tirar y decidió dar parte a los servicios de emergencia.

Al sitio se dirigieron oficiales de las Policías Estatal y Municipal de Jesús María así como paramédicos del ISSEA en la ambulancia ECO-420.

Junto a unas nopaleras y un montículo de tierra hallaron al hombre, que yacía en el suelo boca abajo, percatándose que tenía la cabeza cubierta con una bolsa de plástico y estaba amarrado de pies y manos con cinta canela, por lo que al revisarlo confirmaron que ya había dejado de existir.

Además, debajo del cuerpo detectaron una especie de lona, en la que estaba escrito un narco-mensaje, al parecer dirigido a unas personas.

Los uniformados acordonaron el área y posteriormente arribaron agentes del Grupo Homicidios de la Policía Ministerial y elementos de la Dirección General de Investigación Pericial.

Terminadas las diligencias correspondientes, el cuerpo fue trasladado al Servicio Médico Forense, donde se determinó que el hombre tenía poco tiempo de haber fallecido por un doble mecanismo: asfixia por obstrucción de orificios buco-nasales y disparo por proyectil de arma de fuego.

Sobre el Autor