fbpx

Seleccionar página

¡Detuvieron a una mujer que participó en la ejecución de una familia en Lagos de Moreno!

¡Detuvieron a una mujer que participó en la ejecución de una familia en Lagos de Moreno!

LAGOS DE MORENO, JAL.- Agentes de la Policía Investigadora adscritos al área de Mandamientos Judiciales de la Fiscalía Regional, detuvieron a una mujer que participó en el homicidio de tres personas en esta cabecera municipal.

Se trata de Claudia Liliana “N”.

Los hechos que se le imputan ocurrieron el domingo 17 de agosto del 2014, en una finca de la colonia Las Ceibas, en Lagos de Moreno, donde localizaron a tres personas sin vida.

La detenida tuvo problemas con las víctimas y fue su pareja, ya detenido, quien se encargó de vengarse privándolos de la vida a tiros.

La familia, conformada por una sexagenaria y sus dos hijos, fue ejecutada en el interior de su residencia en esta cabecera municipal, en un hecho sangriento que indignó y consternó a todos los habitantes, que exigieron a las autoridades el pronto esclarecimiento del triple homicidio.

La mujer y los hombres fueron torturados y finalmente asesinados de un balazo en la nuca.

Las víctimas resultaron ser la esposa y los hijos del empresario conocido como “El Coyote”, que también fue ejecutado a balazos en Lagos de Moreno en el 2011 y su crimen quedó impune.

Los ejecutados fueron María Eloísa Peña viuda de Gutiérrez, que tenía 65 años de edad, y sus vástagos Juan Antonio, de 38 años, y Mario, de 32, de apellidos Gutiérrez Peña, que vivieron en la calle Río Nasas número 55 del fraccionamiento residencial Las Ceibas, en este Ayuntamiento, aunque también radicaban en otras entidades, donde tenían algunas empresas.

El miércoles 5 de enero del 2011 se informó de la ejecución de Antonio Gutiérrez, “El Coyote”, conocido empresario de auto-partes que tenía varios “yonkes” en diferentes Estados de la República.

El empresario salió de su domicilio a bordo de su vehículo Volkswagen Passat, color negro, cuando sufrió un atentado armado, ya que varios sicarios le dispararon en varias ocasiones y lo dejaron gravemente herido, por lo que fue trasladado a un hospital, donde poco después falleció.

Su muerte nunca fue esclarecida por la Fiscalía General de Justicia Delegación Altos Norte.

El triple asesinato quedó al descubierto la tarde-noche del domingo 17 de agosto del 2014.

El velador-jardinero llegó a la residencia a trabajar pero encontró la puerta abierta, lo cual le pareció extraño, y al ingresar vio la camioneta de sus patrones, una Chevrolet Tornado, color blanco, con placas de circulación GP-00-630 de Guanajuato.

El hombre comenzó a hablarles a sus patrones por sus nombres pero no tuvo respuesta y llegó hasta la sala, percatándose que la puerta de un cuarto estaba abierta y al asomarse a éste, descubrió a la mujer y a los dos hombres tirados en el piso, boca abajo, y ensangrentados.

Por lo anterior, de inmediato salió de la residencia y se dirigió a otro domicilio donde se encontraban los familiares de sus patrones para enterarlos del hallazgo.

Los parientes acudieron de inmediato a la casa y comprobaron la tragedia, por lo que uno de ellos, a bordo de una camioneta, se trasladó a la base de la Cruz Roja para pedir ayuda, dirigiéndose un paramédico pie a tierra a la residencia ya que se encontraba cerca y no había más personal, aunque también pidió la colaboración al Centro de Atención Regional de Emergencias (CARE).

A la residencia arribaron paramédicos de Bomberos y el de la Cruz Roja, que confirmaron que las víctimas ya habían fallecido.

También llegaron oficiales de la Policía Preventiva, que encontraron algunos casquillos calibre .45 o 9 milímetros, por lo que acordonaron la zona.

A simple vista, la mujer y sus hijos presentaban huellas de tortura y un impacto de bala, cada uno, en la nuca.

Dada la magnitud de la triple ejecución, al lugar acudieron elementos de la Fuerza Única y de la Policía Investigadora, así como el Fiscal del Área de Homicidios Intencionales y peritos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses de Lagos de Moreno y de Guadalajara, que retiraron a los familiares de las víctimas para comenzar con las diligencias correspondientes.

El trabajo de peritaje y de recolección de evidencias que realizaron fue bastante minucioso, retirando los cuerpos hasta el filo de las 5 de la madrugada ya del lunes 18.

Un vecino del lugar escuchó gritos de auxilio y llamó al servicio de emergencia 066 para reportar tal situación, trasladándose al lugar los policías municipales, aunque esto no fue confirmado, ya que la versión que cobraba más fuerza era la de que el velador fue el que encontró los cuerpos de sus patrones.

Las autoridades determinaron que las víctimas eran familiares del empresario ejecutado en el 2011, pero de momento no pudieron determinar si los homicidios tenían alguna relación.

Sobre el Autor