Seleccionar página

¡Asesino confesó que mató a golpes a su hija de 4 años de edad porque la odiaba!

¡Asesino confesó que mató a golpes a su hija de 4 años de edad porque la odiaba!
  • Dice que creía que no era suya sino de otro hombre

AGUASCALIENTES, AGS.- El sujeto que asesinó a golpes a su hija de 4 años de edad, habría confesado que lo hizo debido a que la odiaba porque pensaba que era producto de una relación entre su mujer y otro hombre.

El presunto homicida es Néstor Ricardo Esquivel, de 29 años y con domicilio en la calle El Cedazo del fraccionamiento Ojocaliente.

Ante el agente del Ministerio Público relató una historia estremecedora sobre cómo mató a la niña.

De entrada, señaló que el viernes 20 de marzo, alrededor de la una de la tarde, se encontraba en compañía de su pareja sentimental, Susana Espinoza Rodríguez, de 27 años de edad, con quien procreó a una menor de seis años, a la pequeñita de cuatro, así como a un bebé de cuatro meses.

En determinado momento ella salió de la casa y se llevó a la niña más grande y al pequeño de cuatro meses, dejando a la de 4 años con su padre.

Néstor Ricardo, que ya se encontraba bajo los efectos de las bebidas embriagantes y de la marihuana, al verse solo con la infante se enfureció ya que según él estaba seguro de que no era su hija, debido a que había sido procreada en un tiempo en que ellos estuvieron separados, por lo cual consideraba que había sido producto de la relación con otro hombre.

Por lo anterior, tomó a la niña y tras colocarla en la cama comenzó a golpearla con los puños cerrados en el tórax, así como en el abdomen.

Confesó que golpeó el cuerpo de la pequeñita como si fuera un costal de boxeo, con toda la fuerza que tenía, por lo que le provocó lesiones internas en órganos importantes.

A pesar de la golpiza, la menor no pudo llorar porque tenía dificultades para respirar, por lo que el sujeto todavía la amenazó con que no le dijera nada a su mamá ya que de lo contrario la golpearía de nuevo.

Por la amenaza, la menor guardó silencio y posteriormente llegó su mamá con sus hermanos.

En esos momentos, Néstor le dijo que si iban a dar una vuelta a la Línea Verde y Susana aceptó, pero cuando iban caminando la pequeña se desvaneció por los golpes recibidos, por lo que se acercaron con los guardias de la zona y les solicitaron ayuda.

Los vigilantes los llevaron al Hospital 2 del IMSS, donde alrededor de las ocho de la noche la niña falleció, por lo que Néstor Ricardo se dio a la fuga y Susana fue detenida por un guardia de seguridad privada y entregada a las autoridades ministeriales.

El sujeto fue detenido el lunes 23 de marzo por la noche por policías preventivos y al ser puesto a disposición de las autoridades ministeriales confesó que mató a la niña porque la odiaba ya que creía que no era su hija.

Sobre el Autor

Deja una respuesta