Seleccionar página

¡Albañil de Tabasco fue “levantado” y torturado en Aguascalientes!

¡Albañil de Tabasco fue “levantado” y torturado en Aguascalientes!
  • Un vendedor de drogas contrató a 3 sujetos para que lo golpearan ya que creyó que le robó herramienta

AGUASCALIENTES, AGS.- Un albañil fue “levantado” y torturado por tres sujetos al parecer contratados por un vendedor de drogas que lo acusa de haberle robado herramienta y de los cuales logró escapar luego de que lo dejaron solo en una casa abandonada en el fraccionamiento Rodolfo Landeros Gallegos, tras de lo cual pidió ayuda a policías municipales.

El ofendido resultó ser Gustavo Adolfo Santos Arias, de 27 años y originario de Tabasco.

De acuerdo a su versión de los hechos, hace unas semanas llegó a Aguascalientes para trabajar como albañil en la construcción de Ciudad Justicia y en ese sitio conoció a un sujeto de nombre Rogelio alias “El Roger”, con quien inició una relación de amistad pese a que se enteró que se dedicaba a la venta de drogas.

Incluso, Rogelio le ofreció en renta un cuarto ubicado cerca de la Zona Militar a bajo precio, por lo que aceptó alquilarlo.

El jueves 9 de noviembre, Gustavo Adolfo caminaba cerca de dicho cuarto cuando de pronto fue interceptado por un taxi en color blanco, del que descendieron tres sujetos, uno de ellos amigo de Rogelio.

A la fuerza lo subieron al auto de alquiler y lo llevaron a una casa abandonada en el fraccionamiento Rodolfo Landeros, donde comenzaron a torturarlo golpeándolo en diferentes partes del cuerpo con un bat de beisbol y con una tabla, exigiéndole que les dijera dónde estaba una herramienta que le faltaba a Rogelio.

En determinado momento, los tipos lo dejaron solo, por lo que aprovechó para brincarse por el patio posterior y ponerse a salvo, dirigiéndose hasta la Delegación Terán de la Policía Preventiva, a donde arribó en punto de las dos de la tarde.

A los elementos que se encontraban en ese lugar les narró lo antes expuesto y comprobaron que estaba lastimado, por lo que solicitaron la intervención de los paramédicos municipales, que llegaron poco después y le brindaron los primeros auxilios por los golpes recibidos, aunque concluyeron que no ameritaba ser trasladado a ningún hospital.

Enterados de lo sucedido, los uniformados trasladaron al albañil a la Fiscalía General del Estado para que interpusiera su denuncia correspondiente.

Sobre el Autor

Deja una respuesta