Seleccionar página

¡A la familia atacada en Fresnillo ya le habían baleado su vivienda en dos ocasiones!

¡A la familia atacada en Fresnillo ya le habían baleado su vivienda en dos ocasiones!
  • Pese a que se denunciaron tales atentados, las autoridades nunca hicieron nada
  • Con gran dolor despiden a la pequeña Karla Zoe
  • 2018 AÑO DE LA SEGURIDAD PARA ZACATECAS

Fotografías: www.ntrzacatecas.com

FRESNILLO, ZAC.- La familia que fue atacada por sujetos armados en este municipio, dejando tres muertos y dos lesionados, ya había sido blanco de otros atentados.

En dos ocasiones le habían baleado su casa y por lo cual interpuso denuncias penales, aunque las autoridades nunca hicieron nada.

Y la historia terminó con la muerte de tres miembros de la familia, pese a que el gobernador Alejandro Tello se ufanó asegurando que el 2018 sería el año de la seguridad para Zacatecas.

Las personas ejecutadas fueron Juan Carlos “N”, de 33 años; Daniel “N”, de 24, y Karla Zoe “N”, de 3 años de edad, en tanto que los lesionados fueron Elvira “N”, de 33, y Francisco “N”, de 21 años.

Los hechos ocurrieron el sábado 6 de enero, alrededor de las 21:20 horas en el Callejón del Durazno de la colonia Esparza, en Fresnillo.

La vivienda que habitaban ya había sido atacada a balazos en dos ocasiones.

La pequeña Karla Zoe, a quien le fue arrebatada la vida por balas asesinas, fue despedida en medio del dolor, la impotencia y la desesperación de su madre y su familia.

El cortejo fúnebre fue a pie, hasta el panteón de la Resurrección, la mañana del lunes 8 de enero.

La dolida familia se reunió frente al hogar de la abuela, que se encuentra ubicado sobre el Callejón del Durazno, de la colonia Esparza y de ahí partió hacia el camposanto.

Quienes acompañaron a Karla Zoe a su última morada llevaban en sus manos globos blancos para despedirla.

A unos 2 kilómetros del panteón de la Resurrección, donde será la última morada de Karla Zoe y Carlos, la gente empezó a correr ya que se encontraba una camioneta tipo Suburban, en color blanco y entraron en pánico ya que pensaron que la tripulaban sujetos armados.

Por lo anterior, al lugar llegaron tres unidades de la Dirección de Seguridad Pública Municipal, cuyos elementos iniciaron el recorrido de vigilancia por el panteón y al ver que no había nada dejaron entrar los féretros, que eran cargados por los familiares.

Al terminar el sepelio, a un par kilómetros, la Policía Federal Preventiva realizó la revisión de una camioneta roja y sin placas ya que fue abandonada muy cerca del panteón.

Sobre el Autor

Deja una respuesta