fbpx

Seleccionar página

¡3 niñas murieron tras incendio domiciliario en Aguascalientes!

¡3 niñas murieron tras incendio domiciliario en Aguascalientes!
  • Además, un niño y una joven resultaron lesionados de gravedad

AGUASCALIENTES, AGS.- Tres niñas murieron y un niño y una joven resultaron lesionados tras un incendio en su domicilio en el fraccionamiento Benito Palomino Dena, al oriente de la ciudad.

Las autoridades investigan las causas que originaron el siniestro, aunque trascendió que en el inmueble se encontraban dos sujetos drogándose y que ellos pudieron haber ocasionado el fuego.

Las víctimas mortales fueron las niñas identificadas con las iniciales B.I.R.B., de 11 años; J.G.R.B., de 8, y F.E.R.B., de 6 años de edad.

Los lesionados fueron el niño J., de 4 años, internado en el Hospital General de Zona número 3 del Seguro Social, y Ana Azucena, de entre 25 y 29 años de edad, internada en el Hospital Tercer Milenio, donde tuvo que ser intubada ya que su estado de salud es delicado.

Los hechos se registraron el sábado 10 de abril, minutos antes del mediodía, en la casa marcada con el número 242 de la calle Jaime Aizpuru, casi esquina con el boulevard Guadalupano, en el citado fraccionamiento Palomino Dena.

El fuego comenzó en la parte media de un pasillo de la casa, donde se encontraba un cuarto habilitado con tejas y polines.

Los cuatro menores y la joven se encontraban dormidos en un cuarto aledaño y el monóxido de carbono provocó que perdieran el conocimiento, por lo que no pudieron salir.

Algunos vecinos se dieron cuenta del incendio y de inmediato pidieron ayuda a los servicios de emergencia, trasladándose al lugar oficiales de la Policía Municipal.

Los uniformados, junto con los vecinos y el comandante Gerardo Medina, jefe de turno del Departamento de Bomberos Municipales que pasaba por el lugar, ingresaron al inmueble en llamas al conocer que había personas en el interior, logrando ubicar a las víctimas para luego rescatarlas.

Los cuatro menores y la joven fueron colocados en la banqueta, donde comenzaron a recibir los primeros auxilios, ya que todos presentaban lesiones por quemaduras en las vías aéreas e intoxicación por monóxido de carbono.

Sin embargo, se confirmó que las niñas B.I.R.B. y J.G.R.B. ya habían fallecido por intoxicación por monóxido de carbono y quemaduras de segundo grado, y que F.E.R.B. y J., estaban lesionados de gravedad, por lo que se les trasladó a recibir atención al Hospital General de Zona número 2 del Seguro Social, mientras que Ana Azucena era llevada al Hospital Tercer Milenio.

Posteriormente, el niño fue llevado al Hospital 3 del IMSS.

Los bomberos municipales arribaron instantes después al lugar y sofocaron el fuego, que consumió ropa varia, además de que el techo del cuarto habilitado elaborado con polines y tejas quedó colapsado.

Trascendió que en el lugar de los hechos los policías preventivos arrestaron a los dos sujetos que se estaban drogando dentro de la casa para deslindar responsabilidades.

Al día siguiente, domingo 11, la niña F.E.R.B., a bordo del helicóptero Halcón 1 de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, fue trasladada al Centro Médico Nacional de Occidente, en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, para que continuara siendo atendida.

La menor presentaba quemaduras de segundo y tercer grados en varias partes de su cuerpo, por lo que en punto de las 13:20 horas fue trasladada en ambulancia al Helipuerto Bicentenario, donde fue abordada al helicóptero para su traslado a Guadalajara.

El vuelo inició a las 13:45 horas, pero en el trayecto cayó en paro cardiorrespiratorio minutos antes de aterrizar en el mencionado hospital, cerca de las tres de la tarde, por lo que de inmediato se hicieron todas las maniobras por parte del médico de vuelo Eduardo Álvarez Bravo, pero no logró reanimar a la infante.

Tras confirmarse el deceso de la pequeña, el helicóptero regresó al Helipuerto Bicentenario, en donde personal de la Dirección General de Investigación Pericial de la Fiscalía General del Estado se hizo cargo del cuerpo para su traslado al Servicio Médico Forense, donde se le practicó la necropsia y se determinó que murió de quemaduras de segundo y tercer grados en el 75 por ciento de la superficie corporal total.

Sobre el Autor