fbpx

Seleccionar página

¡2 sicarios encapuchados ejecutaron a “El Robertillo” en Aguascalientes!

¡2 sicarios encapuchados ejecutaron a “El Robertillo” en Aguascalientes!
  • Era sobrino de la narcomenudista “La Güera Pacheco”, también ya asesinada
  • Le dispararon en la cabeza con un rifle de asalto AR-15 y le dejaron un narco-mensaje

AGUASCALIENTES, AGS.- Dos sicarios encapuchados ejecutaron a un joven identificado como “El Robertillo” en calles de la colonia España tras de que le dispararon varias veces en la cabeza con un rifle de asalto AR-15 y, además, le dejaron un narco-mensaje.

El occiso fue identificado como Roberto Alejandro Torres Reyes, de 23 años de edad, que resultó ser sobrino de la narcomenudista conocida como “La Güera Pacheco”, que también fue ejecutada en la colonia España hace unos años.

El homicidio del joven ocurrió el domingo 16 de febrero, alrededor de las diez y media de la noche, en la calle Andalucía casi esquina con España, en la colonia del mismo nombre.

“El Robertillo” se encontraba en dicho sitio, afuera de un domicilio, cuando en determinado momento hicieron acto de presencia los dos sicarios, que llevaban el rostro cubierto.

Los agresores se aproximaron a Roberto Alejandro y le dispararon entre seis y siete ocasiones con el rifle AR-15, logrando impactarlo en la cabeza.

Una vez que cayó al piso, le dejaron un narco-mensaje encima de su cuerpo para luego darse a la fuga pie a tierra hacia la avenida Agostadero.

Vecinos del lugar escucharon las detonaciones y al asomarse vieron al individuo tirado en la vía pública, por lo que dieron aviso a los servicios de emergencia.

Oficiales de la Policía Municipal fueron los primeros que acudieron al sitio al igual que paramédicos, que revisaron al agredido y verificaron que ya no presentaba signos vitales.

El escenario del hecho fue protegido hasta la llegada de elementos de la Dirección General de Investigación Pericial, que aseguraron el mensaje escrito en una cartulina así como alrededor de una decena de casquillos percutidos calibre .223.

Finalmente, levantaron el cadáver para trasladarlo al Servicio Médico Forense.

Sobre el Autor