Seleccionar página

¡Una familia se salvó de morir calcinada al incendiarse su casa en Aguascalientes!

¡Una familia se salvó de morir calcinada al incendiarse su casa en Aguascalientes!

AGUASCALIENTES, AGS.- Una familia estuvo a punto de morir calcinada al incendiarse su domicilio en Villas de Nuestra Señora de la Asunción por causas desconocidas, aunque tres de sus miembros resultaron con quemaduras y tuvieron que ser hospitalizados.

Los hechos tuvieron lugar el sábado 25 de abril, alrededor de las 02:30 horas, en la finca marcada con el número 103 de la calle Felipe Torres en el Sector Alameda de dicho fraccionamiento.

El lesionado de mayor consideración resultó ser un niño de 2 años de edad, que terminó internado en el Hospital Miguel Hidalgo con quemaduras de segundo grado en el 15 por ciento de su cuerpo, principalmente en la pierna izquierda, abdomen del lado izquierdo, cara y cuello del lado derecho.

Los otros lesionados fueron su hermana de 13 años de edad y su abuelo materno, el tapicero Juan Ramón Carreón Espinoza, de 53 años, que sufrieron quemaduras de primer grado en brazos y espalda, por lo que fueron atendidos en el Hospital Tercer Milenio.

La noche del viernes 24, la familia se retiró a descansar de manera normal.

En un cuarto dormían el tapicero y su esposa Martha Leticia Rodríguez González, de 52, y en otro sus hijas Norma Cecilia Carreón Rodríguez, de 30, y una de 15 años de edad, así como los tres hijos de la primera, la menor de 13 años, una niña de 7 años y el pequeñito de 2 años de edad.

Afuera de la vivienda Juan Ramón tenía varios muebles para repararlos debido a su oficio de tapicero, presumiéndose que alguien pasó y sin pensar en las consecuencias les prendió fuego.

Las llamas se extendieron hacia el interior de la vivienda, por lo que Juan Ramón despertó y se dio cuenta del siniestro.

De inmediato se levantó y le dijo a su esposa que saliera porque la casa se estaba incendiando y luego les gritó a sus hijas para que también salieran y sacaran a los niños.

Sin embargo, las llamas se extendieron rápidamente por toda la casa, por lo que Juan Ramón tuvo que sacar a sus nietos de 7 y 2 años envueltos en unas cobijas, aunque el pequeñito sufrió quemaduras de consideración, mientras que Norma Cecilia subió a la azotea para ponerse a salvo en la casa de un vecino.

Instantes después, al lugar acudieron paramédicos para auxiliar a las víctimas y trasladarlas a recibir atención, así como los bomberos municipales, que se encargaron de controlar el incendio, aunque el fuego consumió todo lo que había dentro del inmueble.

Sobre el Autor

Deja una respuesta