Seleccionar página

¡Un taxista fue asesinado por policías municipales en Aguascalientes!

¡Un taxista fue asesinado por policías municipales en Aguascalientes!

AGUASCALIENTES, AGS.- Un taxista fue asesinado a golpes y asfixiado y su cuerpo tirado en un camino de terracería en el fraccionamiento Villas de Nuestra Señora de la Asunción, donde fue encontrado a temprana hora del jueves 16 de abril.

La noche del miércoles, el trabajador del volante fue privado de su libertad de manera violenta por oficiales de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, que se lo llevaron a la fuerza en una patrulla y ya no se volvió a saber nada de él hasta que fue hallado sin vida.

El momento en que los uniformados “levantaron” al taxista fue captado por unas cámaras de vigilancia, por lo que agentes ministeriales rápidamente identificaron, localizaron y arrestaron a dos elementos, que eran investigados para determinar qué participación tuvieron en el asesinato.

El taxista asesinado respondió al nombre de Héctor Miguel Lucero Esparza y contaba con 29 años de edad.

Junto a su cadáver se encontró una credencial de elector a su nombre en la que tenía registrado como domicilio la calle Pedro Hernández de Santa Fe número 211 del fraccionamiento Villas de Nuestra Señora de la Asunción Sector San Marcos, pero al parecer ya no vivía ahí.

El joven no tenía registros de ingresos a las celdas de la Policía Ministerial y se desconocía el o los móviles por los que fue privado de la vida.

Héctor Miguel trabajaba en un taxi, que el miércoles 15 de abril debía entregar a las once de la noche, pero no lo hizo.

Se estableció que llevó a dos mujeres al boulevard Luis Donaldo Colosio, al norte de la ciudad, y que se estacionó afuera de un kínder, donde las pasajeras descendieron y se retiraron tras liquidar el viaje.

Antes de que el joven taxista reanudara su marcha, repentinamente llegaron dos patrullas de la Policía Preventiva, las cuales le cerraron el paso ya que una de ellas se detuvo adelante del taxi y otra en la parte posterior.

Enseguida, de las unidades descendieron unos oficiales, que se acercaron a Héctor Miguel y a golpes lo bajaron del taxi para luego subirlo a una de las patrullas y retirarse a toda velocidad.

Como se mencionó, toda esta acción fue grabada por unas cámaras de seguridad.

A partir de entonces ya no se volvió a saber del trabajador del volante, hasta que fue encontrado muerto el jueves, alrededor de las 7 de la mañana, en un camino de terracería y cerca de un tanque elevado en Villas de Nuestra Señora de la Asunción.

El hallazgo lo hizo Noé Jesús Jiménez Contreras, que salió de su casa en la colonia Las Cumbres para dirigirse a su trabajo y tomó la terracería mencionada hacia V.N.S.A., pero al arribar al tanque vio tirado boca arriba a un hombre.

A simple vista se dio cuenta que tenía el abdomen descubierto y que no respiraba, por lo que dio aviso a los servicios de emergencia.

Al lugar acudieron policías preventivos y paramédicos del ISSEA en la ambulancia ECO-342, que revisaron al individuo y confirmaron que ya estaba muerto, por lo que acordonaron la zona.

Aparentemente, el hombre no presentaba huellas de violencia en su cuerpo, aunque se le apreció un rastro de sangre en uno de sus oídos.

Cerca del cuerpo detectaron tirada su credencial de elector, a través de la cual fue identificado, pero cuando algunos elementos acudieron al domicilio señalado en ella, les indicaron que Héctor Miguel ya no vivía ahí.

El agente del Ministerio Público se presentó en el lugar para dar fe de los hechos y elementos de Servicios Periciales levantaron el cuerpo y lo trasladaron al SEMEFO, donde se le practicó la autopsia de ley y se concluyó que el joven había sido asesinado.

Héctor Miguel presentaba unos golpes leves en el pecho, pero murió de una insuficiencia respiratoria consecutiva a obstrucción de vías aéreas, es decir, que fue asfixiado.

Al iniciar las investigaciones del caso, agentes de la Policía Ministerial determinaron que la víctima era taxista y que la noche anterior no había entregado el auto de alquiler a su cargo.

Posteriormente, a la PME se reportó que el taxi del joven asesinado se encontraba en el boulevard Luis Donaldo Colosio y que estaba estorbando la entrada a un kínder, por lo que se trasladaron al sitio los investigadores y lo confirmaron, presentándose también los peritos de Servicios Periciales para revisarlo en busca de huellas y evidencias.

Al estar en el lugar, los investigadores se percataron que cerca había unas cámaras de seguridad, por lo que decidieron revisar sus grabaciones y de esta manera pudieron apreciar en las imágenes el momento en que arriba al sitio el auto de alquiler, descienden las dos mujeres pasajeras y llegan inmediatamente después dos patrullas de la Policía Municipal.

También pudieron ver el momento en que los oficiales interceptan al taxista, lo bajan a golpes y lo suben a una de las patrullas para luego retirarse, dejando en el sitio el taxi abandonado.

A través de las imágenes, los agentes ministeriales pudieron observar los números de las patrullas, por lo que al ahondar las indagatorias lograron identificar a dos oficiales que las tripulaban al momento de los hechos, a los que ubicaron y arrestaron.

Los uniformados, cuyas identidades no fueron reveladas públicamente, fueron presentados ante el Ministerio Público a fin de que rindieran declaración y se determinara si estaban involucrados en la muerte del taxista.

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Noticiero El Circo