fbpx

Seleccionar página

¡Sicarios ejecutaron a una familia en Lagos de Moreno!

¡Sicarios ejecutaron a una familia en Lagos de Moreno!
  • Por un ajuste de cuentas asesinaron a balazos a un narcomenudista, a su concubina adolescente y a su hija de solamente 2 años de edad

LAGOS DE MORENO, JAL.-Sicarios del crimen organizado ejecutaron a balazos a tres integrantes de una familia en la colonia Jardines de la Ladera de esta cabecera municipal, un narcomenudista, a su concubina de 17 años y a la hija de ambos, una pequeñita de solamente 2 años de edad, tras de lo cual huyeron a bordo de dos camionetas en color oscuro.

Las víctimas fueron identificadas como Francisco Javier Romo Morín, de 30 años, “El Morín” o “Caicas JR.”; Alejandra “N”, de 17 años, y la pequeña Kena “N”, de 2 años.

De acuerdo a las primeras investigaciones de las autoridades, el sujeto se dedicaba a asaltar a personas en los caminos que conducen a la colonia La Ladera, Camino Real y Jardines de la Ladera, además de que presuntamente vendía droga en su domicilio, por lo que se presumía que su ejecución era un ajuste de cuentas.

La triple ejecución de la familia ocurrió el miércoles 28 de enero, minutos antes de las once de la mañana, en la calle Miguel de Cervantes de la referida colonia Jardines de la Ladera, donde las víctimas tenían su domicilio.

Los sicarios llegaron al sitio en dos camionetas y decidieron esperar a que Francisco Javier saliera de su casa para ejecutarlo.

Una vez que el hombre, la mujer y la niña salieron de su casa, uno de los sicarios descendió de una de las camionetas y se acercó al tipo, con el que comenzó a discutir.

En determinado momento, Francisco Javier sacó a relucir un revólver y le disparó al sujeto que bajó de la camioneta, por lo que los otros delincuentes descendieron de las unidades con armas de fuego cortas y largas y abrieron fuego en su contra en varias ocasiones.

Por desgracia, los proyectiles hicieron blanco en la jovencita y la niña, que cayeron muertas sobre la calle, mientras que Francisco Javier también fue alcanzado por las balas, aunque se incorporó del suelo y abordó una motocicleta en color negro para huir hacia las vías del tren, aunque los sicarios continuaron disparándole.

Al llegar a las vías, “El Morín” cayó de la moto, pero luego se levantó y se fue corriendo, mientras que los pistoleros huían a toda velocidad en las dos camionetas.

Tras lo anterior, los vecinos de la calle llamaron a la Policía Municipal para reportar que escucharon varios disparos de arma de fuego y que había dos personas tiradas en la vía pública.

Los oficiales se trasladaron al sitio de inmediato y tuvieron a la vista una espantosa escena, ya que vieron a la joven y a la niña ensangrentadas e inmóviles, por lo que pidieron la presencia de paramédicos de Protección Civil, pero cuando llegaron y las revisaron confirmaron que ya habían fallecido.

Los vecinos les indicaron que un hombre se había ido rumbo a las vías a bordo de una motocicleta, por lo que los elementos detectaron un rastro de sangre y lo siguieron, encontrando metros adelante la moto, que estaba tirada a la altura de las vías del tren que cruzan la calle Miguel de Cervantes.

Al continuar tras el rastro de sangre, encontraron el cuerpo de Francisco Javier, boca abajo, dentro de un arroyo ubicado en un campo conocido como El Vergel, observando a un lado de éste un arma de fuego hechiza tipo revólver y un envoltorio con marihuana.

Los propios testigos les informaron a los policías que los ejecutores viajaban en dos camionetas oscuras, por lo que trataron de localizarlos pero no lo lograron.

Al lugar acudió personal de la Fiscalía en turno, agentes de la Policía Investigadora y peritos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses para iniciar las investigaciones correspondientes, aunque luego hicieron acto de presencia un representante del Ministerio Público de la Federación, policías de la Fuerza Única, policías federales y efectivos del Ejército Mexicano.

En el lugar se aseguraron casquillos percutidos calibre 9 milímetros y de armas de fuego largas.

Durante más de dos horas se realizaron diversas diligencias en el lugar de los hechos y finalmente los tres cadáveres fueron conducidos al SEMEFO para la práctica de las autopsias.

Sobre el Autor

Deja una respuesta