fbpx

Seleccionar página

¡Se populariza el dióxido de cloro para tratar COVID!

¡Se populariza el dióxido de cloro para tratar COVID!
  • El infectólogo Francisco Márquez Díaz alerta de los riesgos a la salud que resultan de su consumo

Por: Georgina García Lucio

AGUASCALIENTES, AGS.- Se está popularizando entre la población el consumo de dióxido de cloro para la cura del coronavirus, lo que, según los especialistas, además de no contribuir a la cura de la enfermedad, puede resultar perjudicial para la salud.

El dióxido de cloro, que se utiliza originalmente como desinfectante de agua y para esterilización de instrumentos médicos, entre otras cosas, ha ido ganando terreno entre la población como una sustancia que puede ayudar con los síntomas del COVID-19, pues incluso la oferta de este producto en redes sociales ha aumentado de manera considerable, al encontrarlo a la venta en varias presentaciones y en todo el país.

Según refiere el infectólogo Francisco Márquez Díaz, no existe actualmente evidencia de que algún fármaco o sustancia sean efectivos para curar la enfermedad, sin embargo, los mensajes y videos difundidos por algunos médicos y especialistas de áreas biológicas promueven que la población confíe en que existen productos milagrosos para tratar o hasta prevenir la enfermedad.

“Hay mucho pensamiento mágico en nuestra cultura y confiamos en que algún milagro nos va a salvar, a la gente le cuesta más trabajo aceptar que es lo que tiene que hacer para evitar contagiarse”, destaca el especialista al referirse que la única evidencia en contra del virus es el distanciamiento social, el uso de cubrebocas y el lavado de manos.

No obstante, detalla que ante el desconocimiento y la desesperación de la población de encontrar un producto milagroso, la venta del dióxido de cloro y de otros productos que prometen reforzar las defensas del sistema inmune se han vuelto un buen negocio, sin que exista evidencia científica de que pueden ser eficaces.

Las personas que han detectado con toxicidad por consumo de dióxido de cloro han manifestado síntomas como falla hepática, falla renal y trastornos de las sales del cuerpo, lo que sí pone en peligro su vida, por lo que hace un llamado a la población de no consumir esta sustancia para no empeorar su salud.

Finalmente, el infectólogo hizo hincapié en que en la actualidad no hay fundamento para demostrar que vitaminas, electrolitos o algún otro productos resulte eficaz para prevenir o tratar la enfermedad, pues hasta el momento sólo el Remdesivir es el único fármaco que ha disminuido la estancia en los hospitales de los pacientes, pero no así la mortalidad.

Sobre el Autor