Seleccionar página

Positivo alejar intereses partidistas de la CEDH: Mario Michaus

Positivo alejar intereses partidistas de la CEDH: Mario Michaus

AGUASCALIENTES, AGS.- La reforma al artículo 16 de la Ley de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Aguascalientes (CEDH), que establece que no podrá buscar la presidencia de dicho organismo quien haya sido funcionario público, dirigente de partido político o haya ostentado un cargo de elección popular, es positiva, pues ayuda a mantener a la Comisión como un espacio ciudadano, alejado de cualquier intento de manoseo partidista o gubernamental, afirmó el diputado Mario Michaus.

“Muy cierta es la frase que quien duerme con el poder, termina perdiendo los reflejos. Y es por eso que los diputados del PAN propusimos, entre otras cosas, evitar que el Ombudsman tenga relación alguna de afecto, compromiso y afinidad con política partidista y sus actores”, señaló.

“Lo hemos dicho muchas veces, la Comisión Estatal de Derechos Humanos es quien debe defender a los ciudadanos de los abusos y omisiones del Gobierno, quien debe hacer valer nuestros derechos como seres humanos, garantizar un ejercicio pleno de los mismos velando en todo momento por evitar la discriminación de cualquier índole, por tanto es indispensable realizar todos los esfuerzos necesarios para que siga siendo una institución transparente y ciudadana”, sostuvo el legislador.

La reforma propuesta por el vicecoordinador de la bancada panista en el Congreso del Estado establece entre los requisitos para registrarse como candidato a presidir la CEDH, el impedimento a quien en los tres años previos a la emisión de la convocatoria respectiva haya ocupado un cargo de elección popular (como los diputados y diputadas por ejemplo), a quienes hayan ocupado un cargo de dirección partidista o incluso quienes hayan ejercido un cargo en la administración estatal o municipal a nivel de secretario o subsecretario, incluyendo al Fiscal General del Estado.

El dictamen también contempla mayor certeza al especificarse plazos y formas, dando además mayor legitimidad a los aspirantes al provenir de instituciones serias como los son  las de educación superior y asociaciones de profesionistas.

Finalmente, Michaus reconoció la disposición al diálogo y el debate tolerante de los integrantes de la Comisión de Derechos Humanos en la LXII Legislatura, pues esto permitió construir acuerdos sin miramientos y sin fobias, para dar el lugar que merecen los ciudadanos, fortaleciendo y blindando a esa gran institución y concluyó “al César lo que es del César y a Dios lo que es Dios”.

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Noticiero El Circo