TAG:

Seleccionar página

¡Poblano asesinó a golpes y descuartizó a una mujer en Aguascalientes!

¡Poblano asesinó a golpes y descuartizó a una mujer en Aguascalientes!
  • Sus restos, en bolsas de plástico, los enterró en un predio; lo sentenciaron a 30 años de prisión por feminicidio

AGUASCALIENTES, AGS.- El juez de Control y Juicio Oral Penal del Primer Partido Judicial dictó una sentencia condenatoria de 30 años de prisión por el delito de feminicidio en contra de un sujeto originario de Puebla que asesinó a golpes a una mujer a la que acosaba, descuartizó su cadáver y lo enterró en varias bolsas de plástico en un predio en el fraccionamiento Villas del Puertecito, donde fue descubierto casi tres meses después y recuperado por las autoridades ministeriales.

Se trata de Sebastián Esteban Valencia, quien, aconsejado por su defensa, decidió sujetarse a un procedimiento abreviado en el que aceptó el crimen de la mujer y por lo cual solamente recibió una pena de 30 años de cárcel, ya que de lo contrario, con las pruebas que había en su contra, podría ser condenado hasta 60 años de prisión.

Este sujeto dio muerte a Ofelia E. de Luna, que contaba con 47 años de edad.

Las investigaciones realizadas por las autoridades revelaron que Sebastián contactó a Ofelia a través de Facebook y comenzó a hostigarla, ya que al parecer estaba obsesionado con ella.

Incluso, el poblano llegó a seguir a la fémina mientras caminaba por la calle.

Finalmente, Sebastián asesinó a Ofelia entre el domingo 24 de marzo del 2019, a partir de las 22:50 horas, y la madrugada del lunes 25.

Ambos se encontraban en el domicilio de Sebastián, ubicado en el fraccionamiento Villas del Puertecito, cuando de pronto comenzaron a discutir, desconociéndose los motivos.

Durante la pelea, el sujeto comenzó a agredir a la fémina, golpeándola en la cabeza así como en el pecho y el abdomen, hasta que la asesinó.

Sebastián se dio el lujo hasta de grabar con su teléfono celular el momento en que la golpeaba.

Tras comprobar que Ofelia ya había muerto, el poblano decidió descuartizar el cuerpo y los restos depositarlos en unas bolsas de plástico para luego llevarlas a un predio cercano al fraccionamiento mencionado, donde las enterró y continuó con su vida como si nada.

Mientras tanto, los familiares de la mujer, al no saber nada de ella, denunciaron su desaparición en la Fiscalía General del Estado, por lo que se iniciaron las investigaciones correspondientes, indicando que sospechaban de Sebastián debido a que la acosaba.

Durante las pesquisas, una mujer acudió a la Policía Ministerial para revelar que su pareja sentimental (Sebastián) le confesó que había asesinado a una mujer y enterrado su cuerpo, pero que ella no sabía de quién se trataba.

Con esta información, el agente del Ministerio Público solicitó una orden de cateo a un juez para registrar el domicilio de Sebastián, misma que le fue concedida y al llevar a cabo la revisión encontró evidencias que lo involucraban en el homicidio de Ofelia y dónde había enterrado el cadáver.

Por lo anterior, el lunes 3 de junio del 2019, elementos de la Dirección General de Investigación Pericial se presentaron en el predio y lograron localizar y recuperar las bolsas de plástico que contenían el cuerpo mutilado de Ofelia, trasladándolo al Servicio Médico Forense, donde se le practicó la necropsia y se concluyó que tenía más de dos meses y medio de haber muerto.

Mientras tanto, agentes de la Policía Ministerial detuvieron a Sebastián, que el viernes 7 de junio fue presentado a la audiencia inicial ante el juez de Control y Juicio Oral, que le dictó el auto de vinculación a proceso por el delito de feminicidio.

Durante el juicio, los abogados de Sebastián le recomendaron que se acogiera al procedimiento abreviado debido a que había muchas pruebas en su contra y podría recibir una sentencia de hasta 60 años de prisión, por lo que aceptó y, como beneficio, solamente fue condenado a 30 años de cárcel.

Además, fue sentenciado al pago de 4 mil 792 pesos por concepto de daño material de los gastos funerarios, de 513 mil 400 pesos por indemnización material, de 4 mil 792 pesos por daño moral y también se le condenó al pago de una multa por 31 mil 683 pesos con 75 centavos.

Sobre el Autor