Seleccionar página

¡Narco-sicario de Los Beltrán Leyva murió por una enfermedad en Aguascalientes!

¡Narco-sicario de Los Beltrán Leyva murió por una enfermedad en Aguascalientes!

AGUASCALIENTES, AGS.- Un narco-sicario que confesó trabajar para el Cártel de los Beltrán Leyva o “Los Mochomos” y que estaba recluido en el CERESO Aguascalientes desde el 2011, falleció aparentemente a causa de una enfermedad crónico-degenerativa que padecía.

Al sentirse mal, del Penal de la salida a Calvillo fue trasladado al Hospital Miguel Hidalgo, a donde llegó ya muerto.

Se trata de Filiberto Rodarte Martínez (a) “El Fili”, que estaba preso por delitos contra la salud, delincuencia organizada y secuestro con la calificativa de homicidio.

De acuerdo a los primeros informes obtenidos de manera extraoficial, sufría de un padecimiento renal crónico y tenían que aplicarle diálisis dos veces por semana.

En fecha reciente su estado de salud se agravó y fue llevado a recibir atención al nosocomio de la calle Galeana, donde permaneció internado tres días y al ser estabilizado fue llevado de regreso al CERESO Aguascalientes.

Sin embargo, la noche del pasado domingo 1 de marzo volvió a recaer y el personal del reclusorio decidió llevarlo al HMH, pero al arribar ya estaba muerto.

Las autoridades ministeriales tomaron conocimiento del fallecimiento de Rodarte Martínez, concluyéndose que su muerte se debió a la enfermedad que padecía.

“El Fili” fue capturado por agentes de la Policía Ministerial tras un espectacular operativo que incluyó una balacera.

En enero del 2011 se registraron las ejecuciones de varios narcomenudistas, cuyos cuerpos fueron “sembrados” en el fraccionamiento Lomas del Chapulín, por lo que agentes ministeriales iniciaron las investigaciones y determinaron que habían sido privados de la vida en el taller mecánico “Fortino”, ubicado en la calle Tomás Medina Ugarte número 510-A de la colonia Gremial.

El miércoles 16 de febrero del 2011, alrededor de las 8 de la noche, los investigadores llegaron a dicho taller con la intención de “reventarlo”, pero fueron recibidos a balazos por un sujeto, por lo que repelieron el ataque de la misma forma y lo abatieron.

Dicho tipo resultó ser Jonathan Máximo Ojeda Meza (a) “El Max”, que tenía 34 años, y que murió a bordo de un auto Nissan Sentra blanco con placas ACV-18-40.

En ese taller, los agentes ministeriales detuvieron a Filiberto Rodarte Martínez, “El Fili”; Jorge Fortino Martínez Castañeda, “El George”; Uriel Maximiliano García; José de Jesús Valle Velázquez, “El Chuyito”; Edwin Ramos Ramírez; Óscar Gabriel Martínez Salas, “El Peine”, y Luis Alberto Ortiz Reyes.

Además se les aseguraron 29 kilos 844 gramos de marihuana; un arma de fuego larga tipo fusil AR-15 calibre .223 con un cargador y un arma corta tipo escuadra calibre 45.

Los sujetos confesaron formar parte de un grupo delictivo y que tenían una casa de seguridad en el 310 de la calle Cultura Tarahumara del fraccionamiento Mirador de las Culturas, por lo que los elementos se trasladaron a ese sitio.

Llegaron a la una de la madrugada del jueves 17 de febrero del 2011 y fueron recibidos a balazos, por lo que contestaron la agresión y abatieron al delincuente Julio César Moreno Macías (a) “El Julio” y/o “El Cajetas”, aunque en el enfrentamiento murió el agente Felipe Jiménez García, conocido como “El Marino” o “El Fes”, y resultó lesionado el director operativo de la Policía Ministerial, Ricardo Ramírez Ibarra, que perdió dos dedos de la mano derecha.

Los detenidos en el taller mecánico fueron arraigados y el miércoles 16 de marzo del 2011 se les trasladó al CERESO Aguascalientes, donde el martes 29 del mismo mes, el juez Primero de Distrito les dictó el auto de formal prisión por delitos contra la salud y delincuencia organizada.

En sus declaraciones, los detenidos confesaron que trabajaban para el Cártel de los hermanos Beltrán Leyva o “Los Mochomos”.

Por si fuera poco, a Filiberto, Jorge Fortino y Óscar Gabriel se les comprobó la ejecución del narcomenudista y joyero Raúl Lozano Aguilar (a) “El Bugui”, al que secuestraron la noche del domingo 19 de septiembre del 2010 al sacarlo de su casa en la calle Primera Constitución del fraccionamiento Morelos y al que estrangularon y dejaron su cadáver, totalmente desnudo, en un lote baldío de la colonia Constitución, donde fue hallado al día siguiente, lunes 20 de septiembre.

Por tal motivo, a los tres el juez Sexto Penal les inició un proceso por secuestro con la calificativa de homicidio.

Desde entonces, “El Fili” estuvo recluido en el Penal, hasta que su enfermedad acabó con su existencia.

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Noticiero El Circo