TAG:

Seleccionar página

¡Lorena Martínez va por Leyes que garanticen un salario remunerador!

¡Lorena Martínez va por Leyes que garanticen un salario remunerador!

Dará una respuesta tajante y definitiva a la justicia laboral…

AGUASCALIENTES, AGS.- La candidata al Senado por el PRI, Lorena Martínez, presentó en rueda de prensa ante medios de comunicación su proyecto Legislativo sobre Justicia Laboral que permita garantizar un salario remunerador a los trabajadores.

Martínez Rodríguez dijo en su convivencia con los medios, “Este día nos reunimos para juntos reflexionar sobre la importancia de un viejo tema que sacudió a México durante las primeras décadas del siglo pasado y que no hemos logrado como país darle una respuesta tajante y definitiva. Me refiero a la justicia social, específicamente, a la justicia laboral”.

Sin profundizar en el diagnóstico, vemos cómo persisten condiciones adversas que han lastimado a la parte más débil de la relación laboral, y que han impedido un crecimiento armónico e igualitario de México.

La legislación no ha profundizado en el espíritu de justicia social; viejas prácticas subsisten, así como vicios y desequilibrios en las relaciones laborales, donde la peor parte la llevan las y los trabajadores.

Desempleo y subempleo; bajos salarios; impedimento para obtener una ocupación por motivos de edad, de género, de embarazo o de salud; sueldos discriminatorios por razón de género o edad; inestabilidad en el trabajo; falta de oportunidades de capacitación y adiestramiento; horarios que impiden al mismo tiempo trabajar y estudiar; una justicia laboral lenta y poco clara, que a menudo deja al trabajador en estado de indefensión.

Estas son algunas de las condiciones que afrontan los trabajadores de todas las ramas, y que resultan un impedimento para el desarrollo individual, la estabilidad de la familia y el bienestar de la sociedad en su conjunto.

Las consecuencias son visibles: un estado de Aguascalientes con gran impulso y desarrollo, con indicadores económicos muy por encima de la media nacional, pero con trabajadores en condiciones todavía de pobreza y escasez que agravan el panorama que vivimos día a día en nuestro estado.

Las y los candidatos federales, estamos conscientes de que muchas de las problemáticas que afrontan en estos tiempos el país y Aguascalientes, obedecen a causas muy diversas, que sólo en cada caso pueden determinarse.

Sin embargo, desde las instituciones públicas se pueden buscar más y mejores soluciones, de tal modo que la legislación y el ejercicio de gobierno sean aliados poderosos de la clase trabajadora, sensibles a sus demandas, y un apoyo firme para resolver sus necesidades.

Aquí algunos indicadores:

El salario mínimo es de 88.36 pesos y 6 de cada 100 trabajadores sobreviven diariamente con eso o menos.

Se ha incrementado el número de trabajadores que ganan menos de 2 salarios. En el 2015 había más trabajadores que ganaban más que en el 2017, pues 4 de cada 10 ganaban más de 2 salarios mínimos y en el 2017 sólo 3 de cada 10 ganan más de 2 salarios mínimos.

Hoy Aguascalientes es el tercer estado con mayor crecimiento económico, pero en ingresos laborales por habitante se va hasta el lugar número15.

Aunque se reconoce que el promedio actual de ingresos salariales iniciales, en número de salarios mínimos para Aguascalientes es de 2.4 salarios mínimos para trabajadores de la industria manufacturera (sector automotriz, por ejemplo), es una cantidad ligeramente menor que el promedio nacional.

En 2017, los salarios cayeron después de un aumento sostenido durante los inmediatos 6 años anteriores.

Nuestra entidad figura en los primeros lugares de informalidad laboral, con hasta un 41.3 por ciento de la población ocupada en esta economía y en el décimo tercero de pobreza laboral (37.1 por ciento).

Somos también la tercera entidad con mayor desigualdad de ingresos laborales, con un coeficiente de 0.32 y únicamente por debajo de Baja California y Jalisco, que registran 0.31 en el coeficiente de Gini (donde 0 equivale a perfecta igualdad y 1 equivale a perfecta desigualdad)

Durante la pasada administración gubernamental, se logró bajar los niveles de empleo informal, al pasar de un 46.1% en 2011 a 41.6 en 2016

Se logró también bajar la pobreza laboral de 39.8 en 2011 a 38.2 en 2016.

Se logró bajar también la desigualdad laboral de 0.363 de 2011 a 0.342 2016.

¿Y qué ha pasado en los últimos 16 meses?

De diciembre de 2016 a diciembre de 2017 la población no económicamente activa subió en mayor proporción que la población económicamente activa. Que resulta en un estancamiento en cuando al crecimiento de la población ocupada.

La población ocupada en el sector terciario disminuyó en un 4%, disminuyendo los empleos mejor pagados.

En el 2015 eran 27 de cada 100 y en el 2017 ya son 31 de cada 100 quienes ganan menos de dos salarios mínimos.

De la población ocupada, en nivel de ingreso de 5 o más salarios mínimos cayó más del 40%, como un indicador salarial natural.

De los trabajadores asalariados, sin acceso a prestaciones laborales aumentó en 2.5% aproximadamente.

Por otro lado, para darnos una idea de las condiciones de inequidad salarial por cuestiones de género, sabemos que actualmente en promedio las mujeres perciben un salario hasta 20 por ciento dispar por el mismo trabajo que realizan los hombres.

Mientras que 76 de cada 100 hombres en edad productiva son económicamente activos, en el caso de las mujeres 43 de cada 100 están en esta situación.

De este modo, desde nuestras respectivas tareas como representantes al Congreso de la Unión, nos proponemos sacar adelante las siguientes propuestas para un salario verdaderamente remunerador:

Propuesta 1.

¿QUÉ HACER?:

Legislaremos para la creación de fondos nacionales y/o estatales que financien un SEGURO DE DESEMPLEO.

¿CÓMO?

A través de la creación de fondos o fideicomisos nacionales y/o estatales, se puede lograr tener recursos revolventes que atiendan a la población que pierda su trabajo por causas no imputables al trabajador. Otorgando un monto base para la satisfacción de necesidades elementales como comida y servicios.

Considerando el número de dependientes económicos, que no sean plazos mayores a 6 meses, y que la solicitud de apoyo no sea recurrente en al menos 18 meses.

Una oportunidad para su financiamiento son los impuestos estatales a la nómina, impuestos por servicios turísticos o bases gravables al consumo, derechos por concesiones, etc.

¿PARA QUÉ?

Para aliviar en la medida de lo posible, la carga y crisis económica que significa dejar de tener un ingreso por causas externas al trabajador. Las familias de los trabajadores que pierdan el empleo no deben sufrir las consecuencias.

Propuesta 2.

¿QUÉ HACER?

Promoveremos la creación de centros integrales del empleo en cada estado.

¿CÓMO?

Reformando integralmente el Servicio Nacional de Empleo y los Servicios Estatales de Empleo, creando los centros de capacitación para hombres y mujeres mayores de 40 años. A partir de un supuesto que señala que es necesario invertir un poco más en que las personas tengan un empleo a invertir demasiado en programas de apoyo por vulnerabilidad económica a causa del desempleo.

La finalidad es que el gobierno facilite más herramientas para la búsqueda y colocación de trabajadores, aunado a todas las políticas públicas que fomentan el desarrollo económico de un país.

¿PARA QUÉ?

Para que, en un solo espacio físico e institucional, cualquier persona que busque empleo, obtenga la atención integral necesaria. Capacitación, asesoría jurídica, asesoría técnica, implementos básicos, conocimiento del mercado laboral, oferta-demanda de puestos, certificaciones, en el sector público y privado; a nivel local, regional o nacional.

Propuesta 3.

¿QUÉ HACER?

Promoveremos un nuevo modelo de educación dual.

¿CÓMO?

Bajo un moderno esquema educativo inspirado en países como Alemania, Francia, Suiza, Dinamarca, Países Bajos y China, las Universidades e instituciones de educación superior están incorporando con éxito la educación dual, mediante convenios con empresas para que los estudiantes complementen su formación mediante la práctica.

Estamos convencidos que sería de elemental justicia y de gran viabilidad, hacer posible la educación dual bajo un marco adecuado: así como los estudiantes durante los últimos semestres van a las fábricas a complementar su educación, los trabajadores pueden, si así lo desearan, acudir a las aulas de las instituciones educativas a obtener certificados de estudio y títulos profesionales.

¿PARA QUÉ?

Así, tendríamos un sistema completo: el trabajador podría superarse mediante certificados de estudio y títulos profesionales de su área, facilitados por su experiencia laboral; las empresas tendrían trabajadores más calificados; y las Universidades contarían con excelentes alumnos, que aportarían en las aulas su experiencia.

Propuesta 4.

¿QUÉ HACER?

Crear incentivos fiscales para atraer y generar inversiones en innovación ciencia y tecnología.

¿CÓMO?

Incorporando en las leyes fiscales aprobadas por el Congreso un paquete de incentivos a las empresas radicadas en nuestro país a efecto de pasar de la mano factura a mente factura.

¿PARA QUÉ?

Para generar una sociedad del conocimiento, empleos de alto valor agregado y mejores salarios.

Propuesta 5.

¿QUÉ HACER?

Vamos por un nuevo modelo de política laboral, que, sin afectar a las unidades productivas, permita que los llamados PAROS TÉCNICOS, ocurran sin que se vean afectados los ingresos de las y los trabajadores.

¿CÓMO?

Bajo el esquema laboral actual, cuando una empresa declara un paro técnico, manda a los trabajadores a su casa o les limita las horas de trabajo, reduciéndoles el sueldo. Nos proponemos que mediante un mecanismo que no afecte la economía de las empresas, comprometiendo recursos fiscales y sistemas de ahorro, los trabajadores tengan garantizado el 100 por ciento de su sueldo en el tiempo que dure el paro.

¿PARA QUÉ?

Para que ningún trabajador vea afectados sus ingresos salariales y en consecuencia se vean disminuidas las condiciones de bienestar de sus familias, ante la ocurrencia reiterada de paros técnicos.

Propuesta 6.

¿QUÉ HACER?

Mejores salarios con una reforma al marco normativo integral, pues desde el Congreso de la Unión podemos hacer mucho para mejorar los salarios.

¿CÓMO?

No se trata de acudir a la fórmula simplista de obligar al patrón a pagar más; eso no funciona. Se requieren soluciones mucho más eficientes y mucho más extensas: se trata de profundizar en un esquema fiscal integral, para crear estímulos a la productividad, para acceder a créditos que modernicen a las empresas, para diversificación y acercamiento a nuevos mercados, para incorporación y abaratamiento de energías limpias, de tal modo que el patrón pueda desahogar costos e invertir más en prestaciones y salarios.

¿PARA QUÉ?

Impulsaremos, desde las cámaras federales, reformas para un salario mínimo suficiente y devolverle su poder adquisitivo, aumentar las escalas de salarios, y en consecuencia abatir los índices de pobreza y de pobreza extrema en Aguascalientes. Para eso son los mejores salarios, para que tengan una mayor capacidad remunerativa en tu beneficio.

Propuesta 7.

¿QUÉ HACER?

Más guarderías de 24 horas y a pie de empresa.

¿CÓMO?

Nos proponemos gestionar recursos presupuestales para el establecimiento y operación de guarderías 24 horas, y en los centros de trabajo; para ello, exploraremos la pertinencia de esquemas operativos viables y flexibles, verdaderos trajes a la medida. Las guarderías las operarán profesionales en la materia. Tus hijos estarán seguros y tendrán una atención integral.

¿PARA QUÉ?

Para que los padres y madres de familia que así lo requieran, cuenten con más garantías y prestaciones y faciliten a que puedan trabajar en las mejores condiciones posibles sin importar el turno de trabajo que les corresponda.

Propuesta 8.

¿QUE HACER?

Vamos por una verdadera equidad laboral. Por salarios iguales y equitativos, así como oportunidades para hombres y mujeres.

¿CÓMO?

Impulsaremos cambios a la legislación para que, de una vez por todas, existan las mismas oportunidades y se borre toda diferencia entre los sueldos de las mujeres y de los hombres. A trabajo igual debe corresponder salario igual.

¿PARA QUÉ?

Para que se garanticen las bases necesarias para consolidar una verdadera justicia laboral. El desarrollo económico de nuestro estado no puede verse condicionado irremediablemente a situaciones de inequidad de este tipo, determinadas sólo por las diferencias de género.

Las y los candidatos del PRI, Lorena Martínez y Gustavo Granados al Senado de la República, Ivón González al Distrito Federal 03, nos proponemos como legisladores federales, servirte con honestidad y legitimidad, legislando por mejores leyes que les ofrezcan mayores beneficios.

Con mejores instituciones que garanticen una buena relación entre patrones y trabajadores, que den facilidades para capacitación y adiestramiento eficientes, que impulsen educación dual reversible en las empresas, y que los buenos salarios estén sustentados en un aumento sustantivo de la productividad, a fin de que no se ponga en riesgo la viabilidad de las empresas.

Queremos empresarios exitosos y que obtengan legítimas ganancias. Pero también queremos y exigimos trabajadores bien pagados, bien capacitados, que puedan acceder a certificados de estudio y a títulos profesionales, y que disfruten para sí y sus familias del fruto de su esfuerzo.

Hoy estamos aquí con ustedes, amigas trabajadoras, amigos trabajadores, haciendo un compromiso. Tenemos y contamos con la experiencia en tareas legislativas y de gobierno. Siempre hemos dejado huella del cumplimiento de nuestros encargos y responsabilidades en el servicio público. Nada nos hace más felices que servir a la gente, ese es nuestro apostolado, esa es nuestra meta en la vida. Y queremos servirte a ti trabajador, trabajadora de Aguascalientes.

¡Súmate por Aguascalientes!

Sobre el Autor

Deja una respuesta