Seleccionar página

¡Ladrillero asesinó a su hijo en Aguascalientes y lo sentenciaron a 20 años de cárcel!

¡Ladrillero asesinó a su hijo en Aguascalientes y lo sentenciaron a 20 años de cárcel!

AGUASCALIENTES, AGS.- El ladrillero que asesinó a su hijo al dejarle caer sobre la cabeza una piedra de considerable tamaño tras discutir por una botella de mezcal en Jesús María en mayo del 2011, fue sentenciado a 20 años de prisión por el juez Mixto de Primera Instancia de dicho municipio, que lo encontró responsable por el delito de homicidio doloso calificado con ventaja y traición.

Presuntamente, el vástago insultó varias veces a su progenitor porque le quería quitar la botella de dicha bebida, por lo que éste no soportó las agresiones verbales y terminó acabando con la vida de su hijo.

El ahora sentenciado es José de Jesús Martínez Esparza (a) “La Cochina”, de 45 años y con domicilio en la calle 15 de Mayo número 229 en Corral de Barrancos, Jesús María.

Su finado hijo fue identificado como José Guadalupe Martínez Rodríguez (a) “El Toto”, que tenía 19 años, era desempleado y tuvo el mismo domicilio.

El asesinato ocurrió en un predio denominado “La Laguna”, localizado en la parte posterior de la privada Las Flores, en la comunidad de Maravillas, J.M., donde varios alcohólicos acostumbraban reunirse cotidianamente para consumir bebidas embriagantes.

Desde que tenía 15 años de edad, “La Cochina” comenzó a beber alcohol frecuentemente, mientras que su hijo “El Toto” empezó a hacerlo desde los 13 años.

De hecho, los dos se reunían con otros tipos en el sitio señalado para emborracharse.

El miércoles 11 de mayo del 2011, a las 07:30 horas, “La Cochina” salió de su casa para ir al predio señalado, en donde se encontró con varios amigos y empezaron a tomar, acabándose litro y medio de alcohol.

A las 10 de la mañana, un cliente llegó a buscarlos para que le ayudaran a descargar mil 500 tabiques que había comprado, por lo que “La Cochina” y otros dos sujetos fueron a hacer el trabajo a Paso Blanco, J.M.

El cliente les pagó 150 pesos, por lo que los viciosos se los repartieron.

Con los 50 pesos que le tocaron, José de Jesús compró una botella de mezcal “El Sureño”, mientras que otro tipo adquirió una lata de sardinas y unas tortillas, decidiendo regresar a “La Laguna” para seguir tomando y comer.

Por su parte, “El Toto” también acudió al predio y ahí se encontró con varios amigos, con los que empezó a tomar.

Ya por la noche, José Guadalupe vio pasar a su padre con la botella de mezcal en la mano, por lo que se la pidió para darle un trago y José de Jesús se la facilitó.

SONY DSCSin embargo, aparentemente “El Toto” ya no se la quiso regresar debido a que pretendía terminársela toda y empezó a insultar a su propio padre, a quien le hizo recordatorios familiares en varias ocasiones.

Molesto por la actitud de su hijo, “La Cochina” tomó una piedra y se la lanzó a su hijo, a quien golpeó y éste cayó al suelo, donde continuó ofendiéndolo.

Por lo anterior, José de Jesús tomó una piedra de considerable tamaño y se la dejó caer en la cabeza, matándolo instantánea y espantosamente.

“La Cochina” permaneció en el lugar unos minutos más pero luego se retiró.

Los otros alcohólicos presenciaron lo ocurrido pero no intervinieron.

Al día siguiente, jueves 12, alrededor de las 07:30 horas, una persona de nombre Elías de Luna Alvarado acudió al predio “La Laguna” a recoger alfalfa para darles de comer a sus animales, pero al llegar descubrió el cuerpo de José Guadalupe, aún con la piedra encima de la cabeza.

De inmediato dio parte a las autoridades y al lugar acudieron paramédicos del ISSEA, que confirmaron la muerte del joven.

También acudieron policías preventivos jesusmarienses y agentes ministeriales, que detuvieron a José de Jesús en su domicilio tras establecer que él había sido quien mató a su hijo.

“La Cochina” fue enviado al CERESO Aguascalientes y consignado ante el juez jesusmariense, que le siguió un proceso y finalmente lo sentenció a 20 años de prisión por la muerte de su vástago.

Sobre el Autor

Deja una respuesta