fbpx

Seleccionar página

¡Joven “chilango” no fue ejecutado, murió por ingesta de drogas y alcohol: FGE!

¡Joven “chilango” no fue ejecutado, murió por ingesta de drogas y alcohol: FGE!

AGUASCALIENTES, AGS.- Un joven “chilango” fue encontrado muerto en un predio rústico al oriente de la ciudad y aunque en un principio se creyó que había sido ejecutado estrangulado, la Fiscalía General del Estado lo descartó por completo.

Una vez que se le practicó la necropsia de ley se estableció que falleció de una insuficiencia respiratoria consecutiva a ingesta de drogas y alcohol con alteración cardíaca.

El finado fue identificado como Armando Pascual, de 25 años de edad, originario de la Ciudad de México y quien tenía tres meses radicando en esta ciudad, en el fraccionamiento Fovissste Ojocaliente.

Su cuerpo fue encontrado el miércoles 3 de junio, minutos después de las seis y media de la mañana, en el predio rústico de la calle Próceres de la Enseñanza, al lado norte de la avenida San Francisco de los Vivero, entre los fraccionamientos Real de Haciendas y Vistas de Oriente.

Alguien pasó por el sitio y a un costado de las torres de luz descubrió al individuo tirado en el piso, boca arriba, por lo que dio aviso a los servicios de emergencia.

Al lugar se trasladaron oficiales de la Policía Preventiva así como paramédicos de la Coordinación Municipal de Protección Civil, que revisaron al hombre y confirmaron que ya no presentaba signos vitales.

El occiso aparentaba una edad de entre 25 a 30 años, aproximadamente, era de 1.60 de estatura, moreno claro, con el pelo corto, de complexión delgada y vestía sudadera gris claro con vivos en color rojo, pants en color gris rata con el logotipo de Nike y tenis en color azul marino y la suela en color blanco.

Además, presentaba un tatuaje en la muñeca derecha en forma de electro.

El lugar fue acordonado y posteriormente llegaron agentes del Grupo Homicidios de la Policía de Investigación y elementos de Servicios Periciales, que levantaron el cuerpo y lo trasladaron al SEMEFO.

Tras los estudios correspondientes se determinó que el “chilango” no presentaba huellas de violencia y que murió por las causas antes mencionadas, descartándose que hubiera sido ejecutado, como se creyó inicialmente.

Sobre el Autor