TAG:

Seleccionar página

¡Ejecutaron al vendedor de drogas “El Motor” en Aguascalientes!

¡Ejecutaron al vendedor de drogas “El Motor” en Aguascalientes!

AGUASCALIENTES, AGS.- Un vendedor de drogas conocido como “El Motor” fue ejecutado a balazos por uno de dos sujetos que logrado su cometido se dieron a la fuga a bordo de una camioneta.

Elementos de las corporaciones policiacas se movilizaron al tener conocimiento de los hechos, pero no lograron localizar a los sicarios.

El asesinato sucedió este viernes, minutos antes de las nueve de la mañana, en las calles Leonardo López Muro casi esquina con Marcos Coronado, en la colonia Lomas de Pocitos.

“El Motor” fue identificado como Ricardo Rivera Ramos, que contaba con 38 años de edad y vivió en la casa marcada con el número 213 de la citada calle Leonardo Muro López.

De acuerdo a las primeras investigaciones de las autoridades, “El Motor”, que se dedicaba a la venta de drogas, se encontraba en la esquina mencionada, junto a un poste, cuando de pronto llegaron los dos individuos a bordo de una camioneta tipo Jeep, de modelo reciente y sin placas de circulación.

Al verlo, el que viajaba de copiloto, que era un sujeto obeso y que vestía playera gris, descendió de tal unidad y comenzó a dispararle con un arma de fuego corta.

Ante la agresión, “El Motor” corrió para tratar de ponerse a salvo, pero fue impactado por algunos de los proyectiles.

Ricardo alcanzó a llegar a su casa, pero se desvaneció en la entrada por los balazos recibidos.

Además, otras balas impactaron una camioneta Nissan NP300, que se hallaba estacionada, una en el parabrisas y otra en la llanta delantera derecha.

Tras la agresión, el pistolero abordó la camioneta y se dio a la fuga con su cómplice a toda velocidad.

Un empleado del Departamento de Limpia del Municipio se encontraba cerca del lugar y fue testigo de los hechos, por lo que tras la huida de los agresores dio aviso a los servicios de emergencia.

Al sitio se trasladaron elementos de las corporaciones policiacas y paramédicos del ISSEA, que revisaron al baleado y confirmaron que ya había dejado de existir.

Los policías detectaron varios casquillos percutidos sobre la vía pública, al parecer calibre 9 milímetros, por lo que acordonaron el área para cuidar el escenario de los hechos.

El testigo les proporcionó las características del agresor y de la camioneta en que escapó, por lo que se organizó un operativo en su búsqueda, pero no fueron localizados.

Posteriormente, al lugar llegaron elementos de la Dirección General de Investigación Pericial, que levantaron los indicios y trasladaron el cadáver al Servicio Médico Forense para la práctica de la necropsia de ley.

Sobre el Autor