fbpx

Seleccionar página

¡Comando armado y encapuchado intentó robar un cajero automático en Aguascalientes!

¡Comando armado y encapuchado intentó robar un cajero automático en Aguascalientes!
  • Pretendió desprenderlo con una camioneta pero no lo consiguió y huyó con las manos vacías

AGUASCALIENTES, AGS.- Un comando conformado por aproximadamente seis sujetos vestidos de negro, encapuchados y que portaban armas de fuego, pretendieron robar un cajero automático de Banorte en la Plaza Comercial “Las Lomas”, al oriente de la ciudad, pero no lo pudo desprender de su base jalándolo con el tumbaburros de una camioneta, por lo que huyó con las manos vacías.

El frustrado asalto sucedió este viernes, minutos antes para las cuatro de la madrugada, en la avenida Siglo XXI y la calle San Bernardino, en el fraccionamiento Cerro Alto.

El cajero se encuentra dentro de un cubículo cercano a una gasolinería, en la que al momento de los hechos se encontraba trabajando la despachadora Verónica M.M., de 29 años, y el vigilante Domingo H., de 74 años de edad.

Ambos se hallaban solos cuando de pronto observaron la llegada de dos camionetas, una Chevrolet Suburban, en color tinto, y otra de tres y media toneladas, en color blanco.

Tales unidades fueron estacionadas cerca del citado cubículo y de ellas descendieron los delincuentes vestidos de negro y encapuchados.

Dos de ellos se acercaron a los empleados de la estación de servicio y los amagaron con armas de fuego cortas, tras de lo cual los llevaron a las oficinas de la gasolinería y ahí los encerraron.

La joven y el adulto mayor alcanzaron a observar que otro de los encapuchados llevaba consigo un arma de fuego larga.

Tras lo anterior, los asaltantes amarraron un cable de acero al cajero automático y el otro extremo al tumbaburros de la camioneta de tres y media toneladas para enseguida ponerla en marcha y tratar de desprenderlo de su base.

Sin embargo, no tuvieron éxito debido a que lo que se desprendió fue el tumbaburros de la unidad de motor y no la máquina expendedora de billetes.

Ante esto, los frustrados ladrones decidieron darse a la fuga sin llevarse nada, enfilando en las dos camionetas hacia el fraccionamiento Palomino Dena.

Al ya no escuchar ruidos, los trabajadores de la gasolinería salieron de las oficinas y reportaron los hechos a los servicios de emergencia, trasladándose a la plaza comercial elementos de las corporaciones policiacas.

A su arribo, comprobaron que los asaltantes habían quebrado un vidrio del cubículo donde estaba el cajero, pero que no se lo pudieron llevar.

Los testigos les narraron la forma en que sucedieron los hechos y les describieron las camionetas en que viajaban, por lo que organizaron un operativo para tratar de ubicarlos, pero no lo consiguieron.

Sobre el Autor