fbpx

Seleccionar página

¡Cobró su tercera víctima mortal atentado a familia en Aguascalientes!

¡Cobró su tercera víctima mortal atentado a familia en Aguascalientes!
  • El año pasado lanzaron una bomba molotov a su casa en la colonia Insurgentes
  • Ya murieron papá, mamá e hija y sobrevive un hijo de 12 años de edad

AGUASCALIENTES, AGS.- El atentado a una familia en la colonia Insurgentes, a la que le lanzaron una bomba molotov al interior de su domicilio en abril del año pasado, lamentablemente ya cobró su tercera víctima mortal al fallecer la mamá de la misma en el Hospital General de Zona Número 1 del Seguro Social a causa de las graves quemaduras que sufrió.

La primera en morir fue su hija de 7 años de edad y posteriormente pereció su esposo.

La fémina fue identificada como Evangelina Dávila Rodríguez, de 39 años de edad, mientras que su marido respondió al nombre de José de Jesús Castañeda, que contaba con 33 años.

El único que ha sobrevivido al ataque es su otro hijo, de 12 años de edad.

El atentado a la familia ocurrió el sábado 29 de abril del 2017, alrededor de las 03:50 horas, en la casa marcada con el número 2013 de la calle Abraham González, casi esquina con Lucio Blanco, de la colonia Insurgentes.

Las víctimas se encontraban descansando en la planta alta de la vivienda cuando de pronto alguien llegó al sitio y arrojó una bomba molotov hacia una ventana de la parte superior.

Dicha bomba cayó sobre la cama en la que dormían los dos menores y que comenzó a incendiarse, por lo que las llamas los envolvieron casi por completo.

Enseguida, el fuego llegó a la otra cama en la que estaban sus padres y también los cubrieron casi en su totalidad.

El incendio se extendió a otra parte de la finca y el monóxido de carbono (humo negro), provocó la intoxicación de Celestino Dávila Carranza, de 72 años.

Ante lo sucedido, las víctimas comenzaron a gritar, por lo que los vecinos, al darse cuenta de los hechos, trataron de auxiliarlas, además de que dieron parte al servicio de emergencias 911.

Con cubetas, los vecinos trataron de apagar el fuego hasta que llegaron policías preventivos y los bomberos municipales en las unidades UE-06, UE-23 y UE-33, que se encargaron de rescatar a los miembros de la familia.

Enseguida, paramédicos municipales, de la Cruz Roja y del ISSEA les brindaron los primeros auxilios y en las ambulancias UE-58, 008 y ECO-328 los trasladaron a recibir atención a los hospitales 1 del Seguro Social y Miguel Hidalgo, donde quedaron internados momentáneamente.

Una vez que el incendio fue controlado, se encontró la botella de la bomba molotov lanzada, con lo que se estableció que el siniestro fue provocado de manera intencional.

Los familiares de los lesionados se presentaron en el sitio y dijeron desconocer quiénes realizaron tal atentado y los motivos por los que lo hicieron.

A causa de lo anterior, José de Jesús sufrió quemaduras en el 80 por ciento de su cuerpo; Evangelina en el 70 por ciento; el niño también en el 80 por ciento y la niña en el 100 por ciento.

El mismo sábado, los menores de edad fueron llevados a la Ciudad de México y Guadalajara y al día siguiente, domingo 30, sus padres fueron trasladados también a Guadalajara, todos a bordo del helicóptero Águila 1 de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, para ser atendidos.

Desafortunadamente, la niña no logró sobreponerse a las quemaduras sufridas y dejó de existir el miércoles 3 de mayo del 2017, minutos después de las dos de la tarde, en el Hospital de Lomas Verdes, en la Ciudad de México.

José de Jesús tampoco se recuperó de las quemaduras y murió la madrugada del martes 16 de mayo también del año pasado en Guadalajara.

Posteriormente, Evangelina fue regresada a Aguascalientes e internada en el Hospital 1 del IMSS, donde finalmente murió el domingo 8 de julio de este año, alrededor de las seis de la tarde con veinte minutos, por lo que su cadáver fue trasladado al Servicio Médico Forense.

Hasta el momento se desconoce quiénes realizaron tal atentado y los motivos por los que lo hicieron, aunque la Fiscalía General del Estado continúa con las investigaciones del caso para tratar de resolverlo.

Sobre el Autor

Deja una respuesta