Seleccionar página

¡Abuela mató a su nieta de 9 meses con una sierra eléctrica porque no dejaba de llorar!

¡Abuela mató a su nieta de 9 meses con una sierra eléctrica porque no dejaba de llorar!

CHICAGO, E.U.- Una abuela mató a su nieta por qué no paraba de llorar, llegó a la desesperación y le corto la garganta con una sierra circular.

El funcionario policial a cargo de la investigación  fue enterado que la bebe tenía apenas nueve meses cuando la abuela decidió degollarla.

Después de recibir un aviso el día lunes por la mañana, acudieron los agentes al sector oeste de la ciudad donde lamentablemente hallaron el cadáver del bebé.

De acuerdo con la versión de los periodistas, la mujer era la abuela de la niña a la cual le quito la vida sin razón alguna.

Concluyó el funcionario policial que la mujer era pariente de la niña, que la degolló por qué no paraba de llorar y por eso tomó una sierra circular y la mató.

Por lo tanto, solicitó el funcionario el anonimato porque no se había efectuado la autopsia oficial.

Además, el Departamento de Servicios Infantiles y Familiares de Illinois dijo que la agencia no había tenido comunicación previa con la familia.

Afirman las autoridades dijeron que no había otros niños en la vivienda cuando ocurrió el incidente.

Informan que Ben Llamas trabaja con el padre de la niña y lo llevó en coche a la vivienda.

Anunció Llamas dijo al periódico Chicago Tribune que el padre estaba en shock  emocionalmente y no quiso hablar del suceso.

Asimismo, dijo Llamas que su amigo se había mudado a esa casa hace un año con una mujer. Al igual la pareja tenía un hijo chico.

Expresó: al principio, él era renuente pero cuando llegó el bebé se enamoró de ella, dijo llamas. Nos enseñaba retratos del bebé todos los días.

Señalan vecinos que en esa casa vivian varias personas donde fue encontrado el cadáver de la niña.

Indicó Francisco Arreola: eran buenas personas, dijo al periódico Chicago Tribune. Siempre los veía y estaban muy felices. Nunca escuché que riñeran ni nada.

Desafortunadamente la niña murió, y el padre de la pequeña se quedo sin poder decir ni una palabra.

Sobre el Autor

Deja una respuesta