TAG:

Select Page

¡Abren proceso penal a 4 “pozoleros” de “La Oficina” por la ejecución de un narcomenudista en Aguascalientes!

¡Abren proceso penal a 4 “pozoleros” de “La Oficina” por la ejecución de un narcomenudista en Aguascalientes!

AGUASCALIENTES, AGS.- El Juez Mixto de Primera Instancia con sede en Hermosillo, Sonora, en auxilio del Juez Sexto Penal de esta entidad, dictó el auto de formal prisión en contra de cuatro integrantes del grupo criminal “La Oficina” por la ejecución de un narcomenudista conocido como “El Niño”, al que asesinaron de un balazo en la cabeza y disolvieron su cuerpo en ácido en un taller de la colonia San Marcos.

El juzgador les abrió el proceso por el delito de homicidio doloso calificado con premeditación, alevosía, ventaja y brutal ferocidad.

Los acusados son Mario Orlando Martínez Páez, “El Perro”; José Arturo Rentería Lara, “El Pada”; José Carlos Vázquez López, “El Pelos”, y Erick Alejandro Gutiérrez Durón, “El Erick”, quienes privaron de la vida a Sergio Alejandro Martínez Medina, “El Niño”.

Este último sujeto, por cierto, había sido detenido por policías municipales la noche del miércoles 22 de agosto del 2012 en las calles Alberto del Valle y José María Elizalde de la colonia Miravalle, junto con una mujer de nombre Sandra Tostado Martínez y un adolescente de entonces 14 años de edad, por consumir bebidas embriagantes en la vía pública y hacer detonaciones con un arma de fuego tipo revólver marca Smith and Wesson, calibre 38 especial, que fue asegurada con tres casquillos percutidos.

La Fiscalía General del Estado informó que la ejecución de Sergio Alejandro sucedió en septiembre del 2013.

“El Perro”, que en ese entonces fungía como jefe de célula de “La Oficina”, se comunicó con “El Pelos” para preguntarle que si conocía a un sujeto llamado “El Niño” ya que se dedicaba a la venta de drogas para un grupo antagónico, diciéndole que le urgía que lo localizara para darle un “levantón”.

Ante tal orden, “El Pelos” contactó a varios viciosos de los fraccionamientos Morelos y Solidaridad II para indagar el paradero de Sergio Alejandro, indicándole que vivía en una privada de la calle Caudillos, por lo que se trasladó al sitio y lo confirmó, llamándole a Mario Orlando para notificarle que ya sabía la ubicación del narcomenudista.

Minutos después, “El Perro” a bordo de su camioneta Ford Explorer, color blanco, llegó a ese lugar junto con “El Pelos” y “El Erick”, ubicando a Sergio Alejandro en la privada Corregidora, por lo que le pidieron que se acercara.

Al hacerlo, Mario Orlando le ordenó que se subiera a la camioneta, pero “El Niño” se negó, por lo que los otros sujetos descendieron y lo subieron a la fuerza, llevándolo a una casa en Maravillas, Jesús María, propiedad de “El Perro”, donde ya los estaba esperando “El Pada”, que les abrió la finca para que metieran al “levantado”.

En esa vivienda estuvieron golpeándolo y preguntándole para quién trabajaba y al día siguiente, a las 7 de la noche, “El Perro” ordenó que lo subieran a la camioneta y lo llevaran a un taller mecánico de la calle Talamantes en la colonia San Marcos.

Al arribar, lo bajaron de la camioneta y lo acostaron en el piso, por lo que Mario Orlando sacó una pistola y lo mató de un balazo en la cabeza.

Enseguida, ordenó a los otros sujetos que metieran el cuerpo de Sergio Alejandro dentro de un tinaco blanco, indicándole a José Carlos que sacara agua de un aljibe y la depositara dentro de dicho tinaco.

Después, le vaciaron ácido para disolver el cadáver, percatándose que salía humo y emanaba un olor desagradable. Finalmente, los restos que quedaron en el tinaco los tiraron en una alcantarilla.

Al terminar, lavaron el tinaco, lo subieron a la camioneta de Mario Orlando y lo llevaron a la casa de José Arturo.

Días después, agentes de la Policía Ministerial detuvieron a los cuatro sujetos y les comprobaron varias ejecuciones de otros narcomenudistas, cuyos cuerpos también disolvieron en ácido en el mismo taller mecánico.

Por lo anterior, fueron puestos a disposición de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), acusados por delincuencia organizada y se les trasladó a un Penal Federal en el Estado de Sonora, donde el Juez Mixto les dictó el auto de formal prisión por el homicidio de Sergio Alejandro.

About The Author

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.