Seleccionar página

¡4000 personas pueden padecer insuficiencia renal en Aguascalientes sin saberlo: Diego Vázquez presidente de FARA!

¡4000 personas pueden padecer insuficiencia renal en Aguascalientes sin saberlo: Diego Vázquez presidente de FARA!

Por: Georgina García Lucio

AGUASCALIENTES, AGS.- ¿Sabía usted que puede estar enfermo de los riñones y no saberlo? Esto lo asegura Diego Vázquez, Presidente de la Fundación de Apoyo Renal Aguascalientes (FARA) quien explica que un gran porcentaje de la población tiene un problema renal mal diagnosticado confundido con diabetes o dolor muscular, además de aquellos que los síntomas aún no han sido evidentes para acudir al médico y dar seguimiento a su tratamiento.

Diego Vázquez explica que se estima que hay hasta 4000 mil personas en el estado que pueden tener insuficiencia renal y que no han sido detectados, teniendo como consecuencia que la enfermedad avance a un punto en el que necesitará obligatoriamente la hemodiálisis y por consiguiente un trasplante de riñón.

Esta situación es preocupante para el estado, pues estos se sumarían a los 2000 casos de enfermedad renal que están ya en tratamiento y registrados ante el sector salud, lo que representa casi un 2 por ciento de la población de Aguascalientes, pues tan solo en la última jornada de detección de la enfermedad que realizó la asociación se encontraron 300 personas más con padecimiento en primera etapa y con riesgo de sufrir insuficiencia renal aguda.

Este dato lo confirma el Secretario Técnico del Consejo Estatal de Trasplante de Riñón, Rodolfo Delgadillo Castañeda, quien asegura que Aguascalientes es el primer lugar en el país de demanda de trasplante de riñón, siendo la edad promedio de los pacientes entre 20 y 30 años.

Según Diego Vázquez presidente de FARA, la primera línea de investigación para explicar la alta incidencia es la calidad del agua y la alta densidad de minerales que contiene, sin embargo, para la asociación esta teoría se ha ido descartando por la región en la que se han presentado los casos. Señala que se han realizado estudios en los municipios de Aguascalientes, Jesús María, Pabellón y Calvillo, siendo este último el que más casos presenta, comparado con el municipio capital que tiene menor incidencia.

Diego Vázquez explica que finalmente la calidad del agua es la misma en todo el estado, y la mayoría de los casos se encuentran en comunidades rurales, por lo que existe la teoría que el manejo de los alimentos y los utensilios con los que se procesan es la que está originando la enfermedad renal. “En las comunidades aún se usa el peltre o el barro y la eficiencia energética de las estufas tiene a desprender químicos de los utensilios, aunado a esto que se acostumbra a calentar el agua en ollas, a diferencia de las ciudades que se utiliza cafetera y agua de garrafón no de la llave”

Detalla que, en una primera instancia, la causa se le atribuye al agua al detectarse arsénico, plomo y metales pesados en las pruebas de orina, pero es realmente la concentración de tiempo en la que se deja calentar el agua la que puede estar causando el padecimiento.

El grupo de edad en la que se registra la enfermedad renal es entre los 20 y 30 años, sin embargo, esta se detecta ya en una etapa avanzada, pero existen niños desde los 4 o 5 años que ya pueden tener síntomas, que si no son tratados a tiempo lo mínimo que les puede causar son piedras en los riñones y de ahí hasta necesitar un trasplante de órgano.

El Presidente de la Asociación explica que al igual que otros padecimientos esta es una enfermedad que representa un alto costo para la familia y el sector salud no contempla apoyos, por lo que un enfermo tendrá que hacer el pago de su tratamiento en el Hospital de especialidades Miguel Hidalgo pues el Seguro Popular no lo cubre.

Según datos arrojados, el nosocomio en Aguascalientes tiene una derrama económica de cerca de 30 millones de pesos por tratamiento de enfermedad renal, por lo que Diego Vázquez deja entrever que no se han tomado las medidas preventivas pertinentes para disminuir el índice de casos por lo lucrativo que representa para el Hospital Hidalgo.

Un paciente renal tiene un camino difícil, al mismo tiempo que resulta oneroso su tratamiento, pues aparte de la espera de un riñón para ser trasplantado tendrá que conseguir la cantidad de 120 mil pesos para cubrir la operación en el sector público y hasta 900 mil pesos en el sector privado, cantidad que para una familia es escasos recursos de una comunidad se visualiza casi imposible.

Sin embargo, existen medidas que pueden mejorar la calidad de vida de los enfermos renales y en muchos casos revertir la enfermedad, pues se ha demostrado que una dieta adecuada y prescrita por un nutriólogo especialista puede mejorar hasta en un 90 por ciento la salud del paciente, incluso sin el uso de medicamentos.

“Cuando detectamos un enfermo renal se canaliza con la nutrióloga, en la asociación contamos con dos especialistas que apoyan a los pacientes con dietas preventivas y de corrección y si se sigue al pie de la letra las indicaciones, la persona puede tener una mejora significativa”, recalcó Diego Vázquez.

Finalmente, el presidente de la asociación invitó a la población a realizarse prueba de diagnóstico oportuno, en la campaña intensiva que se llevará a cabo en todo el estado para detectar insuficiencia renal de manera gratuita para los interesados, y en caso de requerir mayor información puede consultar su página de Facebook.com/FARAORG

Sobre el Autor