TAG:

Seleccionar página

¡Se derrumba imagen de Miguel Alonso. Asoma su corrupto gobierno!

¡Se derrumba imagen de Miguel Alonso. Asoma su corrupto gobierno!
  • Investigadores y políticos se refieren a irregularidades en el gobierno de Miguel Alonso Reyes

www.excelsior.com.mx

Miguel García Tinoco/ Corresponsal

ZACATECAS, ZAC.- Miguel Alonso Reyes llegó al gobierno de Zacatecas con la mayor votación en la historia de esta entidad. La expectativa creada alrededor del expresidente municipal de la capital, de reciente reincorporación al PRI, era muy alta y los zacatecanos salieron a votar por lo que parecía la mejor oportunidad para quitar al PRD del gobierno estatal. Era la esperanza de acabar con una percepción de corrupción atribuida a las administraciones perredistas de Ricardo Monreal y Amalia García.

A casi cinco años de haber asumido la gubernatura, se modificó la buena imagen de Miguel Alonso Reyes. La idea generalizada en casi todos los sectores de zacatecanos es la de una administración pública estatal donde prevalece la corrupción, los conflictos de interés y las obras suntuosas. Los hermanos del gobernador son señalados como principales promotores de la descomposición oficial, de lo cual fue enterado con oportunidad y no hizo algo para frenar a sus consanguíneos.

03_17_02_530_Denuncian corrupción en gobierno de ZacatecasDe acuerdo con una investigación de Excélsior, Miguel Alonso Reyes, quien está por cumplir 44 años, en 2011, 12 meses después de iniciada su gestión, fue informado de los que primero eran “rumores urbanos” de actos de corrupción al interior de su gobierno; después el mandatario fue alertado de lo que ya era un hecho y ahora es una verdad asumida como tal por la ciudadanía.

Investigadores como Rodolfo García Zamora califican al gobierno de Alonso Reyes “como la crónica de un desastre anunciado”. El doctor en Economía por la Universidad de Barcelona, denuncia que en la recta final del gobierno se proyectan obras por más de mil millones de pesos, “auténticos elefantes tricolores que no generan beneficio alguno para los zacatecanos, como el caso del Casino de la Feria, el parque ecológico pomposamente llamado Bicentenario, el Foro al Aire libre en el Cerro de las Bolsas y ahora la Alameda Trinidad García de la Cadena y la Plaza de Armas”.

Las críticas a Miguel Alonso Reyes se agudizan fundamentalmente en lo relativo a la asignación de obra pública.

En este rubro, este diario detectó al menos dos empresas creadas a pocos meses de iniciada la administración alonsista con evidente conflicto de intereses, donde los accionistas son familiares directos de funcionarios estatales de primer nivel.

De acuerdo a testimonios de personas cercanas a la familia Alonso Reyes, Juan, hermano mayor del gobernador, es quien recibe “cuotas” de constructores a quienes les otorgan las obras públicas.

La “casa del diezmo” está ubicada en la calle Fernando Villalpando, a unas cuadras de Palacio de Gobierno, muy cerca de la vivienda donde nació Miguel Alonso Reyes.

La “cuota” va desde un diez por ciento del monto total del costo de la construcción o servicio, hasta “una peseta”, que es el 25 por ciento respecto al monto total de la respectiva obra.

SE LO ADVIRTIERON

A las críticas y señalamientos de corrupción contra Miguel Alonso Reyes se suman los señalamientos de quien fuera secretario general de gobierno durante los dos primeros años de su administración: Esaú Hernández Herrera. El considerado “caballero de la política priista” asegura haber advertido de conductas impropias al interior de la institución gubernamental, pero también sostiene haber sido ignorado por su jefe, por lo cual decidió terminar la relación laboral con el mandatario.

Hernández Herrera, con 45 años de militancia en el PRI, en 2011 por primera vez y el 2012 por última ocasión, envió escritos al gobernador para advertirle respecto a los “rumores” de que en Zacatecas “la corrupción es una política de estado”.

“Empecé a percibir algo que veía creciente y muy peligroso, una versión de que podría haber algunas acciones no muy honorables, no muy enaltecedoras, no muy correctas: corrupción”, comentó el ex funcionario en entrevista con este diario.

Esaú Hernández redactó un documento que ya entregó a diversos actores políticos y sociales de Zacatecas y del país. Se trata de un texto donde detalla cada uno de los momentos en que, como responsable de la política interna estatal y jefe del gabinete, le informa a Miguel Alonso Reyes los probables casos de descomposición en un sector de la administración estatal.

03_17_03_530_Denuncian corrupción en gobierno de Zacatecas

“Y lo platiqué con él (con el gobernador) más de una ocasión”, comentó el catedrático, quien colaboró con entonces funcionarios federales como Jesús Reyes Heroles, Fernando Solana, Miguel Limón Rojas y Ernesto Zedillo. “Le expliqué que para mí era muy complicado trabajar en un gabinete en que había versiones, en la voz del pueblo de que había corruptelas (…) El gobernador externó con voz un poco seca, cosa rara porque nuestra conversación no se daba en esos tonos secos, me dijo: ‘Ingeniero, no es cierto’. En ese momento entendí que se había terminado la conversación y lo único que quedaba era insistir en mi relevo”, expresó.

Hernández Herrera fue relevado de la Secretaría General de Gobierno justo al cumplirse dos años de sexenio. El gobernador Alonso Reyes lo mantuvo en el gabinete como coordinador de asesores, posición desde la cual también se dio cuenta que no cambiaron las conductas anómalas y renunció al cargo.

Pasadas las elecciones federales y en contexto de que el PRI gana cuatro de las cuatro diputaciones federales en disputa, Esaú Hernández decide hablar públicamente de un documento que redactó hace meses. El texto fue entregado a los órganos de dirección estatal y federales del Partido Revolucionario Institucional, y este diario cuenta con una copia.

El autor del documento, que incluye las cartas enviadas al gobernador Alonso, propone la creación de una comisión para investigar las versiones de corrupción en el gobierno de Zacatecas. Sugiere que hombres y mujeres probos indaguen contratos de asignación de obras y las transacciones en materias de servicios prestados a este nivel de gobierno. Esaú Hernández no da nombre de quiénes pudieran estar involucrados en actos ilegales, pero considera oportuno, antes de concluir el sexenio, atender las versiones ciudadanas y clarificar si existen “fortunas escandalosas por su monto y origen” entre funcionarios y otros personajes cercanos al gobernante zacatecano.

“AMIGUISMO”

Para Rodolfo García Zamora, prestigiado investigador internacional originario de Zacatecas, el equipo del mandatario estatal está plagado por el amiguismo y por la afinidad familiar, con absoluto desconocimiento de lo que es la administración pública.

El también evaluador del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), reitera que la administración de Miguel Alonso Reyes es “la crónica de un fracaso anunciado”.

“Y, finalmente, lo que hemos visto, un gobierno caracterizado por tres elementos centrales: la ineptitud, la corrupción y la impunidad, que se manifiesta en el hecho de que han gastado noventa mil millones de pesos y no se han generado más de dieciocho mil empleos en estos prácticamente cinco años y la obra pública se ha canalizado a verdaderos elefantes tricolores que no tienen ningún impacto significativo en la estructura económica del estado”, comentó el profesor de la Universidad Autónoma de Zacatecas por 44 años.

SUS PROMESAS

En septiembre de 2010, al rendir protesta como gobernador, Miguel Alonso Reyes dijo: “Con trabajo, esfuerzo y dedicación honraré su voluntad de cambio; vayamos juntos a construir un gobierno eficiente y de resultados”.

Agregó: “Construiremos un gobierno que revalore y respete la política, para que ésta nos sirva como instrumento fundamental para alcanzar la armonía entre todos los ciudadanos. Pensamos y creemos en Zacatecas, pensamos y creemos en México”.

También, como nuevo gobernador, garantizó: “Un Zacatecas seguro, unido, productivo, moderno y más justo”

Sobre el Autor

Deja una respuesta