Seleccionar página

Municipio ya no puede doblar las manos ante los abusos de CAASA: PRD

Municipio ya no puede doblar las manos ante los abusos de CAASA: PRD

*Maniobras con menor horario en pozos, bombas de menor capacidad y descompuestas, así como la falta de personal, resultado del pésimo servicio

AGUASCALIENTES, AGS.- La dirigencia local del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en voz de su Presidente, Emanuelle Sánchez Nájera, evidenció las causas por las que el servicio de Proactiva Medio Ambiente CAASA los últimos meses ha resultado pésimo en detrimento de los miles y miles de usuarios, el líder perredista, reveló varias de las anomalías que están provocando que medio centenar de colonias y fraccionamientos no cuenten con un suministro y en otros muchos casos sea inconsistente.

Sánchez Nájera, declaró que el Director Técnico de la Comisión Ciudadana de Agua Potable del Municipio de Aguascalientes (CCAPAMA), Mauricio Regalado González, les ha hecho saber que las fallas obedecen en el sistema hídrico y el problema medular es que CAASA maniobra con menor horario los pozos que suministran el vital líquido y utilizan bombas con menor capacidad para ahorrar energía eléctrica y disminuir costos de operación y mantenimiento, pagando las consecuencias los usuarios. Otra de las razones por las cuales los usuarios de las colonias Centro, Barrio de Guadalupe, López Mateos, Gremial, San Marcos, Obraje, Lindavista, Cedros, Las Flores, El Plateado, Trojes de Oriente, Arboledas, Circunvalación, Balcones de Oriente, Tierra Buena y Agua Clara, vienen padeciendo el bajo suministro en horario y presión, es porque Proactiva Medio Ambiente CAASA tiene 61 bombas descompuestas que debieran estar disponibles para cualquier eventualidad en la distribución del agua potable, situación que no se ha corregido por representar un costo para la concesionaria.

Además, CAASA no cuenta con el personal técnico necesario, ya que en meses pasados hicieron un despido masivo en sus áreas clave lo que generó como consecuencia falta de operatividad y supervisión al no existir trabajadores de guardia, ni reparaciones, abundó Emanuelle Sánchez Nájera, quien insiste en que el Ayuntamiento debe endurecer las sanciones que estén permitidas por las irregularidades antes señaladas.

«En la Ley de Agua para el Estado de Aguascalientes, el artículo 130 señala que son consideradas como infracciones cometidas por los prestadores de servicios -en este caso CAASA- y los contratistas:

– Negar la contratación de los servicios públicos sin causa justificada; Aplicar cuotas y tarifas que excedan las resultantes de la aplicación de las fórmulas a que se refiere la Sección Tercera de la Ley;

– No prestar los servicios públicos de conformidad con los niveles de calidad establecidos en las disposiciones jurídicas aplicables; Interrumpir total o parcialmente la prestación del servicio sin causa justificada;

– No cumplir con las obligaciones de conservación y mantenimiento de los sistemas destinados a los servicios públicos;

– No cumplir con los dispositivos de seguridad y señalamientos cuando se efectúen reparaciones a la infraestructura hidráulica y sanitaria;

– No cumplir con lo establecido en el segundo párrafo del Artículo 78 que dice que en los casos en que, con motivo de la instalación de la toma o las descargas, se destruya el pavimento, la guarnición o la banqueta, el prestador de los servicios realizará de inmediato su reparación, en los términos de la presente Ley, los trabajos deberán efectuarse en un plazo que no exceda de siete días hábiles contados a partir de la fecha en que se ordene su reparación».

Respecto a las infracciones, añadió, municipio deberá sancionar con multas de la siguiente forma: desde 100 a mil veces el salario mínimo diario general en caso de no prestar los servicios de conformidad con los niveles de calidad; de 500 a dos mil veces el salario mínimo al negar la contratación de los servicios e interrumpir el servicio; de mil a cuatro mil veces el salario mínimo por aplicar tarifas excesivas; de mil a cinco mil veces el salario mínimo en caso de no cumplir con los acuerdos con las obligaciones de conservación y/o mantenimiento de los sistemas y los dispositivos de seguridad al hacer reparaciones; de hasta quinientas veces el salario mínimo al tratarse de una infracción no prevista en la Ley.

Aunado al mal suministro, eliminaron el programa de descuentos en perjuicio de usuarios que requieren de esta disposición para pagar su adeudo, en algunos casos de varios meses lo cual ocasiona morosidad y por consecuencia el corte del servicio, agregó el líder perredista quien pide a la actual administración y las futuras, mano dura y severidad en el caso de que Proactiva pretenda continuar hasta 2038.

Antes de pensar en continuar, CAASA deberá asegurar y completar los proyectos que garanticen agua de calidad, con buena presión y en cualquier hora del día en cada una de las 270 mil tomas de la ciudad, remató el dirigente del sol azteca.

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Noticiero El Circo