Seleccionar página

¡Condenan a 22 años de cárcel a 2 sicarios que ejecutaron a comandante de la Policía Ministerial en Aguascalientes!

¡Condenan a 22 años de cárcel a 2 sicarios que ejecutaron a comandante de la Policía Ministerial en Aguascalientes!

AGUASCALIENTES, AGS.- El Tribunal Colegiado de Circuito de la entidad confirmó las sentencias de 22 años 6 meses y 22 días de prisión que el juez Primero Penal dictó en contra de dos sicarios que ejecutaron a balazos al comandante Héctor Álvarez Sandoval, de la Policía Ministerial, en el 2010.

La pena les fue dictada el 4 de diciembre del 2012 por el juzgador y al considerar que era excesiva interpusieron un recurso de apelación con la finalidad de que se las redujeran, pero se las ratificaron.

Los sentenciados son el narcomenudista José Luis Gutiérrez Tavares (a) “El Minino” y el reincidente ladrón Javier Alejandro Briseño Pérez (a) “El Cumbias”, ambos vecinos de la calle Clavel de la colonia San Luis.

Junto con ellos también había sido sentenciado Héctor Hugo Márquez González (a) “El Polveras”.

El jueves 12 de agosto del 2010, los tres sujetos, a bordo de un auto Nissan Tsuru, se trasladaron a la Zona Centro y de la avenida Zaragoza robaron una camioneta Chrysler Grand Voyager tipo Plymouth, color verde, modelo 1994, con placas ACN-96-47, que utilizarían para la ejecución.

“El Polveras” le dio al “Cumbias” unas llaves “maestras” para que abriera la unidad y la condujera, dirigiéndose hacia la colonia San Luis.

Al día siguiente, viernes 13, se trasladaron a la calle Herrera del fraccionamiento Morelos, donde habitaba el comandante Álvarez Sandoval, a quien esperaron para ejecutarlo.

Al filo de las 7 de la mañana, el comandante salió de su casa y abordó la patrulla a su cargo, un auto Renault Megane, color gris, con placas ACL-32-60, pero en esos momentos, en la camioneta robada, aparecieron los sicarios y le dispararon en 28 ocasiones con rifles de asalto AK-47 (“cuernos de chivo”) y AR-15 y lo impactaron en 16 en el cráneo, tórax y abdomen, provocándole una muerte instantánea.

Luego de la ejecución, los pistoleros se dieron a la fuga en la camioneta, la cual dejaron abandonada en la calle Sixto Verduzco, frente al número 301-A, casi esquina con Hermanos Galeana, del mismo fraccionamiento Morelos, donde abordaron un auto Chevrolet Chevy blanco para completar la fuga, llevándose consigo las armas de fuego.

Los sicarios se escondieron en una casa de seguridad durante dos días y aprovecharon para drogarse y emborracharse.

Tras las investigaciones del caso, el 4 de septiembre del 2010 fueron detenidos “El Cumbias” y “El Minino” como participantes del homicidio del comandante y ambos delataron al “Polveras”, que fue arrestado el 4 de noviembre del mismo año, confirmándose que éste les pagó 3 mil pesos por tal ejecución.

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Noticiero El Circo