Select Page

¡Murió el joven que quiso aventarse de la torre de un Templo en Lagos de Moreno!

¡Murió el joven que quiso aventarse de la torre de un Templo en Lagos de Moreno!

LAGOS DE MORENO, JAL.-El joven que amenazó con suicidarse lanzándose desde lo alto de una torre del Templo de Nuestra Señora del Refugio, donde permaneció alrededor de ocho horas hasta que fue convencido por uno de sus primos de que no se hiciera daño y fue rescatado, finalmente falleció en condiciones bastante extrañas.

El individuo se convulsionó al estar en la cárcel, por lo que fue llevado a recibir atención al Hospital Regional, donde dejó de existir, lo que motivó que la Fiscalía tomara cartas en el asunto para esclarecer los hechos en los que el joven perdió la vida.

Se trata de José Isidro Salas Armendáriz, de 20 años y con domicilio en la privada Aldama del Barrio del Panteón.

El miércoles 24 de mayo se hallaba en su casa cuando de pronto comenzó a comportarse de manera extraña, diciéndole a su mamá que varios sujetos irían por él, tras de lo cual salió del domicilio.

Alrededor de las once y media de la mañana llegó al mencionado recinto religioso y subió a una de las torres con la intención de arrojarse y acabar con su vida.

Una persona se dio cuenta de sus intenciones y dio aviso a la Central de Emergencias, por lo que al sitio acudieron policías preventivos, paramédicos de la Cruz Roja, elementos de Protección Civil Municipal y de Bomberos de Lagos de Moreno, que subieron a la parte superior del Templo para hablar con el joven y hacerlo desistir de sus intenciones.

José Isidro les dijo que no bajaría y que se quitaría la vida aventándose al piso ya que estaba cansado de tantos “levantones”, además de que no tenía trabajo.

El Subdirector Operativo de la Policía Municipal llegó al lugar y también subió para dialogar con el potencial suicida, pero volvió a decirle que no bajaría y le dijo que lo dejaran para lograr su propósito.

Poco después, dos elementos de Protección Civil Municipal y dos de Bomberos subieron hasta la cúpula del Templo para hablar con el joven, pero al verlos subió más arriba, sin darles oportunidad a los rescatistas de realizar alguna maniobra para ayudarlo.

Un encargado de la empresa EML (Estructuras y Montajes de Lagos), acudió al lugar para ofrecer su apoyo y llamó a dicha empresa para que lo ayudaran con una grúa de pluma y en una canastilla poder subir más rescatistas.

Conforme el tiempo pasaba y como el joven no accedía a bajar, los rescatistas subieron hasta la cúpula y lo agarraron de ambos brazos, pero se les soltó y a punto estuvo de aventarse al vacío, pero fue controlado por el personal de emergencia.

Al parecer, también se encontraba en la parte de arriba un psicólogo, quien dialogó con José Isidro, pero tampoco pudo hacer nada.

Posteriormente, llegaron oficiales de la Policía Federal y por la tarde arribaron elementos de Protección Civil del Estado y Cruz Blanca para apoyar.

La mamá del joven también llegó al lugar para disuadir a su hijo de que no se lanzara.

Cerca de las 7 de la noche, un primo del joven llegó al lugar y con equipo de EML subió hasta donde se encontraba y logró convencerlo de bajar.

Al hacerlo, a las 19:25 horas, su primo logró asegurarlo y con la ayuda de un bombero lograron bajarlo de la torre, siendo aprehendido por elementos de la Policía Municipal para llevarlo a la Comisaría, donde sería atendido por psicólogos del DIF Municipal.

La gente que estaba en el lugar aplaudió el rescate del joven, con lo que de momento se evitó una posible tragedia.

Sin embargo, cuando José Isidro se encontraba en el interior de los separos del municipio, comenzó a tener una crisis convulsiva, por lo que al verlo, los uniformados solicitaron una unidad de emergencias.

Trascendió que no hubo ambulancias disponibles, por lo que arribaron elementos de Protección Civil Municipal y trataron de revisar al joven, pero se encontraba demasiado agresivo por la crisis y tuvo que ser inmovilizado en una tabla rígida, donde lo sujetaron con vendas y un arnés.

Al estar ya asegurado, el joven fue llevado a una camioneta y lo subieron al cajón de la misma para trasladarlo a la sala de urgencias del Hospital Regional para que fuera atendido por un médico de guardia, siendo apoyados por dos policías y un socorrista que iba sujetando al joven afectado, quien se encontraba muy combativo.

Al parecer, al arribar al nosocomio el médico de guardia se negó a salir y otorgarle un sedante, indicando que el médico municipal debió de sedarlo, aunque tiempo después fue ingresado al nosocomio, donde lamentablemente dejo de existir, informando personal del hospital a la Fiscalía sobre lo sucedido.

El personal de la Fiscalía General de Justicia atrajo el caso e indicó que abrirá una carpeta de investigación ya que el joven debió de ser llevado a un lugar de intervención en crisis y no estar en los separos luego de haber sido rescatado del Templo, ya que el joven era una víctima y de no haber en Lagos, buscar en otros municipios y buscará fincar responsabilidad sobre dicha situación.

Peritos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses acudieron al Hospital Regional por el cuerpo del joven para llevarlo a las instalaciones del SEMEFO, donde le practicarían la autopsia de ley para determinar las causas de su muerte.

About The Author

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *