Select Page

¡Ejecutaron a un empresario en Encarnación de Díaz por no pagar “derecho de piso” a un cártel!

¡Ejecutaron a un empresario en Encarnación de Díaz por no pagar “derecho de piso” a un cártel!

ENCARNACIÓN DE DÍAZ, JAL.- Un empresario, dueño de una empresa forrajera, fue ejecutado a balazos en esta cabecera municipal debido a que al parecer no quiso pagar “derecho de piso” a un grupo delictivo que opera en “La Chona”.

Inicialmente trascendió que se registraron tres enfrentamientos a balazos entre grupos antagónicos del crimen organizado, pero después se dijo que se trató de la ejecución del propietario de una forrajera debido a que no quiso pagar la cuota de protección o “derecho de piso” a un grupo delictivo.

Tras lo ocurrido en “La Chona”, la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Aguascalientes desplegó un intenso operativo en la frontera sur de esa entidad para evitar que los delincuentes fueran a ingresar a territorio local.

Los hechos ocurrieron el jueves 9 de noviembre, alrededor de las cinco y media de la tarde.

Primero se informó que integrantes de dos grupos delictivos se enfrentaron a balazos sobre el libramiento, a la altura del CECYTEJ, luego cerca del puente peatonal ubicado en las inmediaciones de la base de la Cruz Roja en “La Chona” y finalmente en calles del fraccionamiento Las Villas.

Vecinos de esta zona habitacional escucharon las detonaciones de armas de fuego y dieron aviso a las autoridades, señalando que algunos de los delincuentes huyeron hacia San Sebastián.

Sin embargo, alrededor de las seis de la tarde con quince minutos, la Dirección de Seguridad Pública Municipal de Encarnación de Díaz recibió una llamada anónima en el sentido de que en la colonia Loma Linda había sido abandonada una camioneta con el cuerpo de una persona sin vida, por lo que al sitio acudieron varios oficiales.

Al llegar a dicho sector habitacional, en las calles Huizache y Encino encontraron una camioneta Chevrolet tipo Pick-Up, color verde y con placas de circulación del Estado de México, que presentaba varios impactos de bala y en la caja descubrieron el cadáver de un hombre, que tenía heridas producidas por proyectiles disparados por arma de fuego en el pecho y en la cara.

El occiso fue identificado como Salvador Valadez, de aproximadamente 30 años de edad, que vestía playera en color rojo con rayas blancas, pantalón azul de mezclilla y botas cafés, observándose cerca de su mano derecha una cachucha en colores verde y blanco.

Tras lo anterior, se dijo que el hombre, propietario de una forrajera, circulaba en dicha camioneta cuando fue interceptado por varios sicarios, que comenzaron a agredirlo con disparos de armas de fuego, por lo que se retiró para tratar de ponerse a salvo.

No obstante, los delincuentes fueron en su persecución y continuaron disparándole hasta que finalmente lograron ejecutarlo.

Tras lo anterior, los pistoleros bajaron el cuerpo de Salvador de la cabina y lo dejaron en la caja de la camioneta para después darse a la fuga, conociéndose que lo privaron de la vida porque, al parecer, no quiso pagarles la cuota de “protección” o “derecho de piso”.

Al lugar del hallazgo acudieron también elementos de la Fuerza Única Regional y del Ejército Mexicano, así como agentes de la Policía Investigadora y elementos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF), que se encargaron del levantamiento del cadáver para su traslado al SEMEFO así como del aseguramiento de la unidad de motor.

Los policías y militares desplegaron operativos en busca de los participantes en los hechos, pero no los localizaron.

Al mismo tiempo, al tener conocimiento de lo sucedido en “La Chona”, el secretario de Seguridad Pública Municipal de Aguascalientes, Antonio Martínez Romo, ordenó la puesta en marcha de un operativo especial en la frontera sur para establecer cercos de seguridad y evitar el ingreso de los delincuentes a territorio aquicalidense.

Por lo anterior, los Grupos de las Fuerzas Especiales de la Policía Preventiva se instalaron en la carretera federal 71 Sur, que conduce al municipio de Villa Hidalgo, Jalisco, y el Grupo de Operaciones Especiales se apostó en la carretera estatal 36, que conduce al Bajío de San José, Jalisco.
Mientras tanto, los elementos de las Delegaciones Morelos, Insurgentes, Terán Norte y Sur, Pocitos, así como la Policía Montada, realizaron recorridos por terracerías y caminos vecinales que pudieran ser utilizados por los sujetos, pero a final de cuentas se determinó que no ingresaron a Aguascalientes.

About The Author

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *